Acusar a los bancos de ser ladrones es tan cierto como que somos seres humanos. La diferencia entre los bancos y los seres humanos, es que ellos roban con la lay en la mano, mientras el ser humano que roba se va a la cárcel.
Alguna razón de índole económico pudo haber, cuando el gobierno federal aceptara el darles permiso para que ningún banco tenga la obligación de entregar Estados de Cuenta Mensuales como se daba ese servicio hace sólo unos meses.
Otro de los grandes robos de los bancos, son las TARJETAS de CRÉDITO. Al no llegar el estado de cuenta de las tarjeras de crédito, (la gente, que ni se quiere acordar de lo que debe), no recibe ningún papel y cuando se da cuenta, ya pasaron dos o tres días del límite y tiene que pagar enormes intereses, los que el banco cobra a su arbitrio, ya que nadie se explica el porqué de una cuenta de 2 mil pesos en que se le pasó el día de pago por no haber llegado el estado de cuenta, sólo un día después ya debe 900 pesos más…¡por un día de retraso!
Y si la deuda tiene cualquier cantidad sin pagar. Se le cobra hasta el 100 por ciento o más, de toda la deuda más los intereses.
En cualquiera de los bancos, si existen 3, 5, 7 o 15 ventanillas, sólo trabajan 2, 3 o 4 de ellas. Y que no llegue un amigo, porque lo pasan a atender antes de los que tienen un tiempo esperando.
Hay dos ventanillas “especiales”, una para los clientes “Preferentes” y otra para las “empresas”. Los cajeros de ventanilla tienen orden de no atender a nadie que no tenga su credencial especial del banco o una nota firmada en cualquier papel por uno de los funcionarios.
O sea que si no tienes un gran capital, para los bancos vales poca cosa.
Cuando se va a pedir explicaciones le contestan que se le cobra según su “línea crediticia y su promedio en la cuenta” (¿?).
Si alguien desea enterarse de cuánto tiene en su cuenta, cuánto ha gastado o si ya le depositaron su sueldo, el pago de su jubilación o cualquier cargo desconocido, tiene que ir personalmente al banco que le toque, hacer una cola de 3 o 4 horas para que lo atienda uno de los funcionarios disponibles, y que aquél no se levante al baño cuando llegue su turno.
“Desde el año pasado que no se envían estados de cuenta, pero si me da su número de correo se lo mandamos de inmediato por internet”. Pero si yo no tengo internet. ¿Me los puede enviar a la computadora de la papelería de la esquina, la cual es [email protected], que es el correo que les di hace tres meses, pero nunca me ha llegado ningún estado de cuenta. Además, necesito los últimos 6 meses para saber si ha venido mi jubilación incompleta? “Usted puede ver diariamente los movimientos de su cuenta en el cajero y sólo pagar 6.50 más IVA, que si quiere que se les mande, se le cobrará 45 pesos por cada copia”.  
Y así pasa cuando una persona gana de 4 a 8 salarios mínimos o sea poco más de 7 mil pesos depositado en su cuenta de banco, ya que todas las nóminas son electrónicas, tiene que pagar por ir a ver su cuenta en el cajero, le cuesta dinero recibir sus estados financieros o tiene que comprarse una computadora y tomar un curso y a los 70 años de edad enterarse si le pagaron 6 mil o los 7 mil completos, que es con lo que usted y su esposa viven. Además, si usted dispone de todo el dinero, le cobran una sanción por no tener el mínimo al que está obligado.
Ya no digamos los desempleos que esto produce entre el personal de los bancos, la papelería, el servicio de Correos, de por sí casi en desuso, etc.
El 90 por ciento de los bancos son extranjeros, gracias al fobaproa y antes, a los regalos que Salinas de Gortari les dio a las compañías extranjeras, las que sacan del País miles de millones de dólares al año a costa de los ahorros y pobreza de los mexicanos.
La Secretaría de Hacienda no obliga a los bancos a reinvertir sus ganancias en el País; no pagan impuestos. A pesar de todo ese dinero que se llevan, se oponen a contratar vigilancia en sus cajeros automáticos y son contados los clientes que no hayan sido asaltados fuera o dentro de ellos.
Si quiere sacar más de 8 mil pesos para pagar en las oficinas de gobierno que no aceptan cheques personales, como el fisco o para alguna fianza, la renta, la luz o para llevar efectivo, lo tiene que recibir frente a los clientes del banco, ya que no hay un solo cubículo o escritorio para que los delincuentes (que se la viven dentro de los bancos), no se den cuenta qué cliente lleva todo ese dinero, porque se lo pueden quitar, ya que es presa fácil para un asalto.
Además que su equipo de abogados son tan hábiles que hasta las quejas que llegan a la CONDUSEF, por más buena voluntad que tenga esta institución, los bancos saben cómo zafarse. De ahí que existan miles de denuncias en esa oficina, que los bancos les pelean hasta que el cliente se cansa de luchar y prefiere perder el asunto.
Casi todos los bancos les ofrecen a sus clientes enormes préstamos a largo plazo a cambio de sólo su firma, ya que les cobrarán “sólo” el 20 o el 36 por ciento extra mensual en caso de que se retrase un solo día.
Y como dicen que ese es “un negocio”, se justifica el enorme robo que entre el gobierno y los banqueros les hacen al ciudadano y a la Nación.
¿Hasta cuándo dejarán de pisarnos los intereses extranjeros?

Va de cuento
Rafael Benabib
[email protected]