He buscado algo más importante que escribir, pero siempre he caído en el pensamiento de casi todos los mexicanos y mucha gente del exterior sobre el futuro de nuestro País que está más cerca de nosotros de lo que imaginamos:
En principio, que bien que el TEPJF ya le entregó la constancia de Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador para que él tenga más libertad de acción, de la que de por sí ya se ha tomado, pero le faltaba el reconocimiento de las autoridades electorales.
A casi todos los ciudadanos les ha gustado que AMLO haya hecho público y presentado a los próximos miembros de su gabinete a la ciudadanía, para que los vaya conociendo y en su caso, opinar sobre tal o cual acto de alguno de ellos, como lo hizo uno de sus pretendidos miembros de su propio gabinete, Tatiana Clouthier, que comentó su desagrado por el nombramiento del licenciado Manuel Barlett Díaz como próximo Secretario de la CFE., ¿o antes sí se podía disentir?
Los críticos de siempre sostuvieron que debería hacer los nombramientos de la manera tradicional, tipo PRI: al día siguiente de haber tomado posesión el presidente para evitar protestas, no como en este caso en que Andrés Manuel dio su explicación y puso ese tema a discusión abiertamente. ¿No se le llama a esto democracia?
Igual lo ha estado haciendo el resto de su gabinete, como la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, Carlos Urzúa como el Secretario de Hacienda y Crédito Público.
En igual posición están el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, el senador electo y ahora nombrado titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, Tatiana Clouthier como subsecretaria de Gobernación y como asesor de seguridad al polémico Manuel Mondragón y Kalb, quien también ha sido mal visto por miembros del equipo de Andrés Manuel López Obrador y el que está dentro de las discusiones de la ciudadanía y de los miembros del nuevo gabinete.
Y casi todos los integrantes del mismo han expresado cuáles son sus planes a desarrollar con la anuencia de Andrés Manuel, para que nadie se sienta sorprendido.
El gran favor que le hicieron “Los Chuchos” del PRD de fastidiar a López Obrador hasta hacerlo renunciar, logró que los seguidores de AMLO propusieran hacer una Asociación Civil que peleara como oposición desde afuera de los partidos políticos.
Luego de consultar a los grupos organizados a favor de López Obrador, quien finalmente se había zafado de las tribus aplastantes del Partido de la Revolución Democrática, se llegó al consenso de formar un movimiento que fuera llamado de Reconstrucción Nacional, el cual, después de varias reuniones por todo el País se votó por una enorme mayoría, al registrar un nuevo partido político llamado: Movimiento de Reconstrucción Nacional (MORENA).
Cuatro años después el partido Morena volvió a llenar de esperanza a los mexicanos a quienes ya tenían fastidiado, empobrecido con sus reformas educativas, laborales, energéticas y muchas otras, a un pueblo sin futuro, sin mayores alicientes que las falsas promesas que se habían tenido que tragar desde hacía más de treinta años.
De pronto nos encontramos con esta nueva institución que aglutinó a la gran mayoría de la población, la cual, a pesar de todos los ataques de los poderosos empresarios, la adversa publicidad, la televisión de la radio y de la mayoría de los medios impresos, en la elección de este año 2018, más de treinta millones de mexicanos votamos por ese Movimiento y por la única salida que tenía México que es Andrés Manuel López Obrador.
Hoy en día la responsabilidad ya no es sólo de él ni de Morena, sino de todos los mexicanos unidos en torno a principios éticos, a una actitud de hermandad en defensa de nuestro presente para respaldar a nuestro nuevo presidente en todas las actividades dentro de nuestro comportamiento.
Si él trae la bandera de la honestidad, del cambio, de la anticorrupción y demás programas, la única forma que pueda llegar a llevarlas a cabo es con el apoyo de todos los ciudadanos que votamos por él, para que dentro de seis años todos los mexicanos seamos parte del cambio en el presente y el futuro.
Que no se quede en las manos de un hombre o un equipo como el que López Obrador ha confiado, sino que con nuestro comportamiento lo vamos a ayudar a que forme cuadros que continúen con su trabajo, que va a ser el trabajo de todos.
Si alguien es corrupto hay que hacerlo como que no lo escuchó y hablarle de la honestidad, para que se retracte; y si insiste dar aviso a sus superiores para que lo castiguen. Si la multa por pasarse un alto es de mil pesos, acepte su culpa y no haga un acto de corrupción con el policía ofreciéndole dinero.
Si alguien olvidó su celular en el restaurante, tómelo y corra a dárselo, pues así evitara un mal momento para esa persona y para los del restaurante, si nos llama la atención un conductor pídale disculpas y los dos se sentirán mejor. En fin, todos nos podemos ayudar respaldando los principios que nuestro nuevo presidente pregona, ya que si cambiamos nosotros, Andrés Manuel López Obrador se verá más presionado a cumplir sus programas de anti corrupción.
Tenemos que seguir con la seguridad de que las cosas tienen que cambiar y para eso empecemos por nosotros mismos. Mucha gente ya lo está haciendo y ya comenzó a dar resultados, con el taxista, con el agente de tránsito, el burócrata y las personas que les sonríe en la calle aún sin conocerlo.
Aunque esto suene moralista no lo es. De comportamientos como éste haremos una sociedad mejor y menos agresiva, además de no dejarle toda la carga de este cambio político-social al presidente Andrés Manuel López Obrador, comenzando por poner esas reglas de comportamiento en la casa y así seremos un País alegre y honesto, sin violencia.
México tiene muchos enemigos: la violencia, la desconfianza, los dueños de los grandes capitales nacionales y extranjeros, más los incrédulos que no se han dado cuenta que México necesita ese cambio verdadero.

Por: Rafael Benabib / [email protected]

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...