Ayer venía a Cuernavaca con mi plataforma vacía, rebasé a cinco tráileres cargados de tubos de acero como de 30 pulgadas. Me fui a la Capufe a ver si tenían carga y me dijeron que no, pero vi como cargaban los tráileres de Pemex con más tubos. Pregunté si eran para agua y me contestaron groseramente, que Pemex no los usaba para eso, sino como ductos de petróleo y de gas les contó José a sus compañeros traileros.
Don Antonio dijo que ya se sabía que el gobierno federal iba a terminar de construir dos termoeléctricas y un gasoducto el que llaman Proyecto Integral Morelos (PIM), en la que una constructora española le va a vender electricidad a la CFE. En ellas se va a producir energía a base de agua y vapor con un gasoducto que se va a conectar con los productos de Pemex que van de Huezca a la refinería de Puebla, la que seguirá a lo largo de 150 kilómetros, pasando por Tlaxcala, Puebla y Morelos.
¿Y de dónde van a sacar esos 40 millones de metros cúbicos de agua que necesitan las termoeléctricas, porque si van a funcionar a base de agua, se van a llevar más que todo el preciado líquido que usa casi todo el Estado, si la mayoría de las poblaciones al oriente viven de sus tierras de riego y de temporal? -preguntó el “Chalán” de don Antonio, quien también era campesino.
Según los informes del Proyecto Integral Morelos, las dos plantas consumirán 40 millones de metros cúbicos y explica que toda Cuautla puede producir cinco millones de metros cúbicos , ¿dónde van a conseguir los otros 35 millones? –preguntó Tato, un chofer que trabajaba en “Conagua”.
De seguro que la van a sacar de los pozos de la región, aunque se queden secas las poblaciones de toda el área, como Yecapixtla, Plan de Ayala y varias más, porque el problema no reside en el peligro de que vaya a hacer erupción el Popo y la lava haga explotar los gasoductos, como nos quieren hacer  creer,  pues el volcán ha estado echando fumarolas desde hace 500 años y parece que se va a tardar otros tantos. El asunto es que no se necesitan tales termoeléctricas ni los gasoductos y será que nada más quieren gastar para ganarse una lana –expresó José.
Pos con razón están haciendo tanto escándalo los de Huezca, ya que no sólo les van a perjudicar sus parcelas, sino que los van a dejar sin agua, mientras que a la compañía española le van a dar una concesión de 25 años para explotar esas termoeléctricas, y como los gobiernos federal y estatal ya van de salida, ahí le están dejando el paquete a los nuevos gobernantes”, dijo el Chalan.
Entonces don Antonio comenzó a decir que él casi estaba seguro que ese asunto no era más que la continuación del famoso Plan Puebla Panamá (PPP), el que el ex presidente Zedillo había pactado con los estadounidenses, mismo que llevaría los gasoductos de Centro y Sur América hasta los Estados Unidos, incluyendo la travesía por todo el País, por supuesto. Ahora ya se va aclarando el panorama y finalmente se entiende por qué Zedillo destruyó los ferrocarriles del sur del País y no construyó carreteras para los camiones cisterna  porque era muy costoso llevar el gas y el petróleo por tren, por camión y por supuesto que el agua a punto de privatizarse también. Pero, además de costoso, se volvía muy llamativo para el pueblo el que sacaran tanto bien nacional y lo vendieran tan barato, para después comprar lo que a los vecinos les sobre del preciado líquido y al precio que ellos nos quieran vender.
¿Será por eso que no quieren construir refinerías y las que hay trabajan al 5% de su capacidad? –preguntó José.
“Ya no tienen tiempo para eso. Por más que se las vendan a Pemex y esta las desmantele más, tenemos que esperar qué es lo que va a pasar dentro de poco más de mes y medio, que es lo que falta para las elecciones”.
Por el momento la Cámara de Senadores ya cerró las sesiones ordinarias a principios de mayo, pero dejaron varias cosas sin finiquitar. Digamos que está en receso, porque un grupo de ellos ha pedido que se haga una sesión extraordinaria donde se pondría en discusión dos o tres cuestiones que no se votaron en la sesión pasada.
Una de ellas es la privatización del agua, la cual la Cámara de Diputados ya mandó a la Cámara Alta. Y la otra es la desaparición del fuero del presidente de la república, que empezaría a funcionar en enero de 2019, a 30 días de haber tomado posesión en nuevo presidente de México.
Originalmente el proyecto era retirar el fuero a todos los políticos en funciones, pero de repente se cambió la idea y sólo fue encaminada en contra del presidente de la república. Casualmente lo mismo sucedió en el Brasil en el Congreso de aquel País, donde le encontraron el “enorme delito a Vilma Rousseff, de usar un dinero para gastos del gobierno e invertirlos provisionalmente en servicios sociales”, por lo que la señora Dilma fue sacada de la presidencia por causa de esa ley, que ahora las autoridades mexicanas pretenden cambiar en uno de los principales Artículos de la Constitución Mexicana en perjuicio de cualquier candidato que gane la presidencia.
Con tal motivo, un grupo de senadores priistas han solicitado que se convoque a una sesión extraordinaria para antes del primero de julio y de esa forma votar esa ley “al vapor”.
En cuanto al agua la gente dice que no sólo son ductos para el petróleo hacía los Estados Unidos, sino también otros ductos que se encargarán de transportar el preciado líquido mexicano a las áridas planicies de los Estados Unidos. Y aunque ellos tienen amplias costas y la tecnología para convertir el agua salada en agua potable, el control del agua es más fuerte que una invasión armada.
El ciudadano ya está cansado de agresiones al pueblo por parte del gobierno actual, pues con sus reformas estructurales y ahora con las leyes del agua y del desafuero, estamos bastante amolados.   

Por: Rafael Benabib / [email protected]

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...