En mayo de 2016 el australiano Craig Steven Wright confesó que él usó el seudónimo de Satochi Nakamoto, quien en 2009 fue el creador de la criptomoneda bitcoin. Sin importar de quien la haya creado, la bitcoin es una moneda.
La intención original era mejorar el tipo de cambio de monedas del uso corriente por  moneda virtual, o sea bitcoins los que se usan para hacer transacciones, ventas, compras y otras operaciones, respaldadas por los bancos centrales de los gobiernos donde se encuentran cada uno de los brokers (corredores de dinero).
La criptomoneda ha atraído a las personas por su plusvalía, pero el comprarlas lleva a algunas consideraciones por los peligros al estar muy poco regulada. El bitcoin ha ganado 360% respecto al peso mexicano en estos dos últimos años y esto resulta muy importante y atractivo si se piensa como un vehículo para hacer crecer nuestro dinero; sin embargo a mayor potencial de crecimiento, mayor es el riesgo y los bitcoins no son la excepción.
Invertir en bitcoins es como invertir en otra moneda. El principio de comprar caro y vender barato es lo mismo. Pero en el caso de la moneda digital existen consideraciones que todo interesado debe tener presentes.
La primera es su volatilidad. El precio de un bitcoin fluctúa varias veces durante el día en mayor magnitud que otras divisas o acciones, lo que es un riesgo para la mayoría pero una oportunidad para los especuladores (o trades) que conocen bien sus mercados, explicó el director de pagos Bristo junto a Volavit, que son las dos únicas casas de cambio que están autorizadas para comprar y vender bitcoins en México.
Invertir en cualquier moneda de manera simple puede realizarse de dos maneras: mediante ventas en corto (comprar y vender monedas a cada momento durante el día en función de que las posibilidades de que la moneda suba o baje. O bien, elaborando un plan de inversión a largo plazo. Es decir, comprar divisas, guardarlas y venderlas cuando sea oportuno).
Actualmente en México sólo se pueden hacer inversiones a largo plazo, debido a que la criptomoneda lleva poco tiempo en el mercado, dijo el trader independiente, Luís Beltrán.
A pesar de las diversas formas de compra venta de bitcoins, cada vez tienen una penetración y uso más grande y hay más volumen. Todavía no llega a una estabilidad, entonces no hay los suficientes elementos financieros como en el mercado de divisas. No hay una recomendación de qué hacer respecto a los bitcoins. El periódico El Economista propone que se invierta la moneda en forma diversificada, es decir, no pasar todos sus ahorros en bitcoins, sino únicamente una parte que se esté dispuesta a arriesgar.
Si lo vemos de una forma más simple, es un juego como el de la Bolsa de Valores, en la que se debe siempre de estar pendiente de cualquier mínimo cambio de sus altas y sus bajas, pero a diferencia de los movimientos de la Bolsa, en el mercado de los bitcoins estos cambian continuamente y no están supeditados a valores reales de elementos físicos, sino en la compra venta de los mismos bitcoins.

Un poseedor de bitcoins vendió una cantidad considerable de estos y la moneda perdió un 20%. Alguien que vio la transacción compró esos bitcoins y de inmediato volvió a subir ese 20% o sea que el único que ganó fue aquel que estuvo pendiente durante las 24 horas de las fluctuaciones de esa moneda. Para eso están los brokers, pero de cualquier forma el riesgo es evidente, por lo que siempre hay que estar atento a su comportamiento, elaborar una estrategia y respetarla, además de tener una disciplina y saber cuánto se puede arriesgar.

El mercado de moneda (por ejemplo el  mercado Forex), en el cual la gente compra, vende y comercia con una gran cantidad de monedas, es considerada como el mercado financiero más grande y de mayor liquidez en el mundo y alberga un volumen de operaciones por más de cuatro millones de millones (4 billones) de dólares al día.
Cualquier persona interesada en el intercambio de divisas en línea (on line) debe seleccionar un corredor (broker) de Forex o de cualquier otra compañía con el fin de facilitar sus operaciones on line, ya que no existe ningún mercado central para este tipo de actividad.
Durante los últimos años ha habido un gran crecimiento del número de brokers de FX on line, cada uno con sus propios parámetros personales.
Para operar en Forex con éxito, debe asegurarse que el bróker que seleccione es el que mejor se adapte a sus necesidades y a su forma de operar.
Es conveniente asegurarse de que la compañía de carretaje con la que se trabaja, esté suficientemente capitalizada en el caso de tener que operar con pérdidas.  También es bueno comparar que el capital de operación de cambio (trading) de la compañía esté adecuadamente separado de los fondos de los clientes.
Comisión y diferenciales (SPREAD) es la diferencia entre los precios de compra de cualquier par de divisas (EURO/DÓLAR) y es considerado como la comisión que cualquier broker puede cobrar al cliente en cada operación ejecutada.
Por ejemplo: un determinado bróker indica un precio de venta de 1,2257 y un precio de compra de 1,2260 para el par Euro/Dólar. Esta cotización tiene un diferencial (spread) de tres pips.
En su primer depósito es recomendable experimentar abrir una cuenta de no más de cincuenta o cien dólares ya que no es necesario invertir grandes cantidades de fondos. La mayoría de los corredores de Forex le piden que así sea, hasta que usted esté familiarizado con lo que desee dentro del Mercado Forex.
Seleccione un broker que cubra de mejor manera sus necesidades y la forma de operar.
Se puede comenzar a operar con pocos dólares. De esa manera se le mandará un equipo con la información clara y precisa para operaciones de Forex. De igual forma lo podrá hacer en las dos casas de cambio que hay en México, ya que se puede operar en cualquier lugar del mundo; en línea, por teléfono o por fax.

Por: Rafael Benabib /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...