YAUTEPEC, MORELOS.- “Los veneros que recientemente brotaron en el poblado
Itzamatitlán, en Yautepec, luego del terremoto, serán encauzados para riego de cosecha y abastecer de agua potable a vecinos del lugar”, dio a conocer Juan Valencia Vargas, titular de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua).
El funcionario dijo que el brote de agua disminuirá conforme deje de llover, sin embargo, precisó que en 2018 podría volver a salir.
“En caso de no ser aprovechada, verterla en la barranca que está cerca”, dijo.
Valencia Vargas aseguró que ello evitará más daño en las casas y acumulamiento de agua, lo cual puede ser nido del dengue.
Declaró que miden el caudal para saber la calidad del agua y qué está ocurriendo en el subsuelo.
“Esto se combina con los estudios que realizan en Agua Hedionda y San Ramón, pues el acuífero de Cuautla y Yautepec se alteró con el movimiento sísmico debido a que es la misma agua del manantial”, detalló.
Por último, enfatizó que en el poblado Itzamatitlán hay tres balnearios rústicos, por lo cual la zona de enmedio, donde brotaron los veneros, tiene el manantial a flor de tierra.

Bajarán. El titular de la Ceagua dijo que el brote de veneros disminuirá conforme pase la temporada de lluvia y podría volver en 2018.

"Llevamos a cabo un proyecto con los veneros que surgen en las casas para canalizarlos hacia drenaje pluvial que los concentre y puedan ser utilizados para abastecer agua potable a la población o regar el campo.” Juan Valencia Vargas, titular de la Ceagua.

3 balnearios rústicos hay alrededor de donde surgieron los manantiales

 

Por: GUILLERMO TAPIA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...