Ayala, Morelos.- “El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cerrará 2017 con superhábit, por lo cual ha podido reconstruir infraestructura hospitalaria en Morelos”, dijo Mikel Arriola Peñaloza.

Durante su visita a la entidad el director del IMSS aseguró que 2016 fue el primero de 35 años cuando pasaron de números rojos a números negros.

“Dejamos atrás el déficit y ahora se tiene superhábit de 6 mil 400 millones de pesos, los cuales son invertidos en infraestructura de Morelos y Puebla.

“Las de ambos estados fueron las delegaciones más afectadas por el terremoto ocurrido el 19 de septiembre”, expresó.

Arriola Peñaloza dijo que, en el caso del Estado de Morelos, se perdió el hospital ubicado en
Cuautla, y fueron afectados los de Zacatepec, Jojutla y la clínica 20 de Cuernavaca.

No sólo serán reparadas, también, mejorará el servicio y serán ampliadas, como el Hospital Regional Número 1, el cual tendrá más camas y ocho quirófanos.

El funcionario expresó que 2017 será gran año, pese a la afectación por el sismo.

Respecto del caso de abastecimiento de medicamento en la delegación Morelos, aseguró, cerrarán con 99.5 por ciento de éste, “lo cual es gran cifra”.

A ello se le agregaría el repunte del empleo y las aportaciones que realizan las empresas, pues permite al IMSS reforzar y mejorar su servicio.

Por otra parte, Mikel Arriola celebró que próximamente el Centro Vacacional Oaxtepec abrirá sus puertas al público, tras haber sido cerrado durante más de dos meses.

Fue rehabilitado y sólo quedará pendiente reparar una torre, pero el resto de las instalaciones será reabierto, incluso, dijo, aumentó el aforo de agua del manantial.

Por: MARCELA GARCÍA
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...