CUERNAVACA, MORELOS.- Cerca de 300 operadores pertenecientes a La Federación Autentica del Transporte (FAT) han renunciado a trabajar frente al volante, debido a que en los últimos meses ha bajado el uso de rutas por la pandemia COVID-19, informó su líder Dagoberto Rivera Jaimes. El representante del sector transporte mencionó que actualmente por la contingencia se ha reducido el número de unidades que circulan por la entidad en un 50 por ciento, lo anterior, ha provocado que se registre perdidas económicas. Dijo que desde que inicio la pandemia por COVID-19 la movilidad se ha paralizado a la mitad, y ello, ha provocado una pérdida económica tanto para los permisionarios como para los operadores del transporte público colectivo. “El número de usuarios ha ido disminuyendo, con el cambio de semáforo aún lo resentimos más y hay muchas unidades que en estos momentos están paradas”, expresó el líder de la FAT. Explicó que el 50 por ciento de los permisionarios y choferes de la agrupación están reportando pocas ganancias, lo que ha provocado que las unidades no reciban mantenimiento correctivo y preventivo. “En caso de que requieren otro tipo de mantenimiento se ve muy complicado por la falta de ganancias que se están reportando por la pandemia”, insistió Rivera Jaimes. Expuso que conforme avanza la pandemia, los operadores de las unidades debido a las pocas ganancias que registran a diario, han decidido dejar de trabajar en el sector transporte, buscando otras alternativas para llevar el sustento económico a sus familias.

Por CARLOS SOBERANES / carlos.soberanes@diariodemorelos.com