Patrick Zamarripa es uno de los 5 oficiales de policía identificado como víctima del tiroteo en Dallas.

La identificación la proveyó el padre de la víctima, quien sirvió en la Marina antes de unirse a la Policía hace cinco años: “mi hijo fue asesinado por un francotirador junto con otros cuatro oficiales de policía”, ello en un post de Facebook.

Zamarripa tenía 32 años y era un veterano de guerra en Irak, quien se enlistó en la armada poco antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001. La víctima dejó una hija huérfana, Lyncoln, de 2 años.

Su padre Rick Zamarripa le envió un mensaje de texto a su hijo al enterarse de los reportes de tiroteo por televisión: “Oye Patrick, estás bien?”, sin obtener respuesta.

Con información de Los Angeles Times