compartir en:

México.- Analista de finanzas, coordinador de marca, abogados, contadores, capturistas, vigilantes y diseñadores fueron algunas de las vacantes que se ofrecieron en la Feria de Empleo para personas con discapacidad que organizó la Universidad Panamericana (UP).

A fin de promover la inclusión dentro de las organizaciones, esa casa de estudios reunió a más de 30 empresas nacionales y trasnacionales que ofertaron 900 plazas con distintos perfiles que requieren sus centros de trabajo.

Asistieron a esta feria de empleo un total de casi mil 600 personas, de las cuales más de 700 son personas que tienen algún tipo de discapacidad y que este viernes tuvieron la oportunidad de iniciar el proceso de selección y reclutamiento con las diferentes empresas.

Para Alfredo, abogado corporativo de profesión, encontrar un empleo bien remunerado no ha sido tarea sencilla debido a su discapacidad motriz, situación que ha dificultado su desarrollo personal y profesional.

El joven mexiquense viajó desde el municipio Ecatepec hasta esta institución con la ilusión de encontrar una oferta laboral, pero esta vez que incluya un salario mejor al que ha tenido, y sobre todo en un lugar donde pueda desarrollar por completo sus capacidades.

El rector de la Universidad Panamericana (UP), Santiago García Álvarez, destacó que el objetivo de este evento es que haya más sensibilidad en las empresas en relación a este tema y que las personas con discapacidad cuenten con más herramientas para poderse presentar a las empresas y accedan a fuentes de trabajo.

“Nosotros pensamos que tenemos que hacer un trabajo conjunto entre organizaciones públicas y privadas y la propias universidades, porque se trata de generar una cultura donde todos estemos sensibles a las personas con discapacidad”, dijo en entrevista.

Señaló también que la universidad cumplirá 50 años en los próximos meses y desde su inicio tiene la vocación social.

“Uno de los planteamientos de los fundadores es que la UP fuera muy buena pero al mismo tiempo que tuviera un impacto en la sociedad en distintos ámbitos”, refirió.

En ese sentido, apuntó que han realizado una labor muy importante con las empresas, para hacerles entender que incluir personas con discapacidad no es necesariamente más costoso ni complicado.

“En el tema de las personas con discapacidad se aterrizó el proyecto COLABORE y el objetivo que tiene es facilitar una cultura que ayude a las personas con discapacidad y facilitar que las personas con discapacidad tengan acceso a puestos de trabajo”, agregó.

A su vez la directora de Compromiso Social y del Centro Panamericano COLABORE, Lorenza Larios, dijo que es la primera feria de inclusión laboral que organizan en la universidad, en el marco del aniversario número 10 de este centro.

“La finalidad es que las personas con discapacidad encuentren un mejor trabajo para mejorar sus condiciones de vida”, explicó en esta feria que reportó mucha afluencia.

“Se hizo la convocatoria a los estudiantes y a sus familiares, pero también se hizo una convocatoria abierta, porque lo que queremos es beneficiar al máximo número de personas; hubo mucha afluencia de las delegaciones de la Ciudad de México y de los municipios mexiquenses”, comentó.

Indicó que se ofrecieron plazas para puestos directivos, mandos medios y operativos, además empresas especializadas recibieron las solicitudes de personas con discapacidad auditiva e intelectual.

“Esperamos que esta feria sea un llamado tanto a la comunidad universitaria como a la sociedad en general, que hay que abrir las puertas las puertas y las oportunidades de igualdad para personas con discapacidad”, finalizó.