compartir en:

“Me dijeron el remedio y me funcionó”, dijo Azucena “N” sobre el hechizo para retener al ser amado, que muchos conocen como ‘agua de calzón’.
En cierto momento, al ver que la persona con la que había compartido casi cinco años de noviazgo comenzó a cambiar, fue que Azucena se dio a la tarea de investigar varios hechizos caseros para revivir el interés, el amor y evitar a toda costa que el hombre del que se había enamorado se fuera de su lado.
“Las cosas comenzaron a cambiar, la actitud, los momentos y caricias eran otros. Mi mente trabajó tanto que llegué a la conclusión de que si no hacia algo mi historia de amor se terminaría”, expresó.
En su desesperación consultó con una persona para que le diera una solución y entonces descubrió el popular remedio, el cual, empleó durante varias ocasiones por casi dos meses; Azucena admitió le parecía algo antihigiénico y asqueroso, pero pensó que no estaba de más intentar lo que fuera con tal de que su amado no la dejara.
Remojar sus prendas intimas y aprovechar sus días de menstruación para manchar su calzón e introducirlo en los alimentos que le daba a su amado,  aseguró fue la manera como logró no hubiera una ruptura en su relación; bastaron un par de veces para obtener resultados.
Admitió que su relación duró el tiempo que ella dispuso, sin embargo, su anhelada historia no tuvo final feliz, puesto que dos años después las cosas volvieron a cambiar, aunque en esa ocasión no recurrió al remedio nuevamente porque sensatamente reconoció no le gustó la idea de tener a alguien a la fuerza y entonces decidió dar libertad a la persona amada y empezó nuevamente su camino “en busca de otras emociones, del verdadero amor”, finalizó.