Mohab Ibrahim, profesor de Anestesiología y Farmacología en la Universidad de Arizona, comento que su hermano padecía de constantes dolores de cabeza y el como especialista le dijo que tomara un analgésico para calmar su dolor, la respuesta del hermano fue “No, me sentare entre los árboles, eso mejorara”.

Por esta razón el profesor investigo, si el color verde o alguna sustancia liberada por los árboles, pueden mitigar el dolor crónico. Expuso ratas a la luz verde. Un grupo fue expuesto en contenedores transparentes de plástico, siendo bañadas por la luz verde y otro grupo fue expuesto a luz ambiente y recibieron lentes que permitían ver la onda de luz verde.

El resultado fue muy satisfactorio, ambos grupos se beneficiaron de la exposición a la luz verde LED. No hubo efectos secundarios y los efectos beneficiosos duraron cuatro días.

Ahora solo queda esperar para ver el funcionamiento en humanos, hoy en día conducen un pequeño estudio para ver el efecto de la luz verde LED en personas con fibromialgia, fuente común de dolor crónico.

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...