compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- En la denuncia presentada por el presunto desvío de recursos en la administración 2009-2012, presidida por Manuel Martínez Garrigós, se relata el procedimiento que se siguió para que el municipio adquiriera un préstamo por 53 millones de pesos con la empresa Padimex, S.A. de C.V., en el que aparece como personaje central Abel Millán González, ex coordinador del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), quien se identifica como una persona cercana a los hermanos Martínez Garrigós.
En los dos años en que Manuel Martínez Garrigós estuvo al frente del Ayuntamiento de Cuernavaca, se hacía referencia a que Abel Millán estaba constituido como su operador en el manejo de los recursos del municipio; principalmente en las contrataciones de obras del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) y de la Secretaría de Obras Públicas.
En la denuncia presentada ante la entonces PGJ, el ex edil Sánchez Gatica señaló de manera textual: “Que vengo con este escrito a formular DENUNCIA Y/O QUERELLA de hechos probablemente delictuosos cometidos en agravio del Ayuntamiento de la ciudad de Cuernavaca, Morelos, en contra de QUIEN o Quienes RESULTEN RESPONSABLES, solicitando que se inicie la carpeta de investigación correspondiente (…)”.
En el relato de hechos, refiere, entre otras cosas, que, a 15 días de haber iniciado funciones como alcalde, se presentó Alma Graciela Domínguez Torres, quien le informó que hacían falta recursos para el pago de aguinaldos y que había una empresa (Padimex) con la que se había convenido un préstamo por 53 millones de pesos, y mencionó que el ex tesorero municipal Nelson Torres Mondragón acudió a verificar que el edil lo hubiera aceptado.
Que posteriormente supo de una demanda civil por parte de la empresa Padimex, por incumplimiento de contrato; se procedió a investigar la fecha en que ingresó el dinero al municipio y su destino.
De acuerdo con las investigaciones, luego de que firmó el contrato, el 13 de diciembre de 2011, entre los días 15 y 20 del mismo mes, el empréstito fue ingresado a las arcas municipales en 4 partidas de 10 millones de pesos y una de 13 millones.
En cuanto al destino de los recursos, en las mismas fechas, del 15 al 20 de diciembre de 2011, de acuerdo con información proporcionada por la Tesorería municipal, se realizaron 10 pagos a la empresa Construcciones y Acabados Aitor, S.A. de C.V., y 5 pagos a Grupo Covadonga y Asociados, S.A. de C.V., que acumularon 48 millones de pesos, y sólo 5 millones de pesos para el pago de aguinaldos de los trabajadores.
Se solicitó al entonces secretario de Obras Públicas, Rafael Eduardo Rubio Quintero, que informara qué obras fueron encomendadas a las empresas constructoras referidas, a lo que el encargado del ramo respondió que no existía ningún contrato de obra pública, licitación, estimaciones ni tampoco instrucción de pago a esas empresas en los archivos de la Secretaría.
Sin embargo, Rubio Quintero señaló que, al revisar la cuenta pública anual 2011, aparecían registradas, a nombre de las empresas mencionadas, 12 obras con un importe total de 48 millones 908 mil 352 pesos; lo que implica que, presuntamente, alguien ajeno a la Secretaría hizo los pagos sin consultar o informar al titular de la dependencia.
Es entonces cuando aparecen quienes podrían ser los cerebros en la triangulación del dinero sin conocimiento del encargado del ramo ni del propio ex alcalde Sánchez Gatica, luego de que él refiere que, el 9 de julio de ese año, la ex encargada de despacho Alma Graciela Domínguez Torres le hizo del conocimiento lo siguiente:
Fue Abel Millán González quien envió a la Tesorería, por medio de correo electrónico, el contrato de mutuo interés de fecha 13 de diciembre de 2011, que se le presentó al edil para su firma y, enseguida, de manera textual, señala la denuncia:
“Una vez que el contrato en referencia fue firmado por el tesorero (Nelson Torres Mondragón) y por el Presidente, materialmente se entregó dicho documento a JORGE SALMERÓN, quien tenía indicaciones de llevarlo al LIC. JOSÉ MARTÍNEZ GARRIGÓS, para recabar la firma del representante legal de PADIMEX S.A.”.
Se agregó que fue directamente Abel Millán González quien instruyó al encargado de hacer las transferencias de pago vía electrónica al responsable de hacerlos, Carlos Bermúdez Pureco (jefe de departamento), a las empresa Aitor y Covadonga; es decir, se confirma que, además de operar los recursos en Obras Públicas y SAPAC, Millán González ordenaba en Tesorería.

"Una vez que el contrato en referencia fue firmado por el tesorero (Nelson Torres Mondragón) y por el Presidente, materialmente se entregó dicho documento a JORGE SALMERÓN, quien tenía indicaciones de llevarlo al LIC. JOSÉ MARTÍNEZ GARRIGÓS, para recabar la firma del representante legal de PADIMEX S.A.”.

Denuncia por desfalco al Ayuntamiento de Cuernavaca

Por: Ddm Staff
[email protected]