compartir en:

EMILIANO ZAPATA, MORELOS.- Trabajos incompletos, bajas calificaciones, regaños de los maestros son algunos de los problemas a los que José Luis Lara Calderón se enfrentaba por la debilidad visual que presenta.
Tiene 13 años y es estudiante de la telesecundaria Quetzalcóatl, de la comunidad indígena de Cuentepec,  Temixco, uno de los pocos sitios en los que aún se habla el náhuatl.
Él y otros de sus compañeros de escuela recibieron por parte del DIF y la Beneficencia Pública lentes sin ningún costo.
Recuerda que desde pequeño no veía bien, pero nadie en su familia ni en su escuela detectaron que tenía algún problema, para él era normal y se acostumbró a ver con dificultad.
Sin embargo, recuerda que en la escuela era en donde tenía más problemas porque no alcanzaba a copiar rápidamente, los maestros le llamaban la atención y eso se reflejaba en sus calificaciones.
“Hace unas semanas llegó una señora a la escuela y nos dijo que nos harían un examen de la vista, yo no sabía de qué se trataba y me asusté, pero cuando nos revisaron me sentí tranquilo. Me dijeron que tenía un problema visual y era necesario el uso de lentes, los cuales me darían de manera gratuita. Estoy muy agradecido porque en mi familia hubieran tenido problema para comprármelos”, dijo.
Igual que José Luis, 599 personas recibieron lentes lo que ayudará a mejorar su calidad de vida, ya que tener este tipo de problemas tiene consecuencias físicas y emocionales.
El adolescente confía en que al tener sus lentes podrá mejorar en sus calificaciones y ayudar más en las tareas de su casa.

Apoyo. José Luis Lara, de Cuentepec, usará lentes por primera vez.

Por: Marcela García
[email protected]