Tres integrantes de una familia rarámuri obtuvieron los primeros lugares en tres categorías del Maratón Oso Polar en Canadá.

El primer lugar, en Medio Maratón y Ultra Maratón, lo obtuvieron Juana y Santiago Ramírez, respectivamente. En el Maratón Completo, Mario Rodríguez logro el segundo puesto.

Bajo las condiciones extremas de la Bahía de Hudson (-20 grados con una sensación térmica de -27 grados), y a pesar de que era la primera vez que corrían en estas circunstancias, los corredores mexicanos lograron imponer sus condiciones.

En el ultramaratón, Santiago Ramírez fue el primer en atravesar la meta, un poco después, siguiéndole los pasos, su hijo Mario Ramírez, llegó sin problema alguno al final y ganó el segundo puesto.

 

La menor de los Rodríguez, Juana, obtuvo también el primer lugar del medio maratón en la rama femenil; la otras competidoras fueron derrotadas holgadamente por la mexicana.

El corredor alemán que compitió con Santiago Ramírez, en los 50km, señaló que desde el momento de enterarse que enfrentaría a un corredor tarahumara, supo que no iba a poder ganarle.