Las redes sociales han alucinado. Un niño de unos nueve años aparece en la imagen en su terraza forrada con plástico y llena de agua como si esta fuera una piscina.

El pequeño innovó al no poder soportar el calor, y un tuitero compartió la imagen. Usuarios de las Twitter han calificado la piscina como una obra maestra, y el tuit ha alcanzado los 31.000 retuits y los 42.000 me gusta.

La imagen se vio por primera vez en un foro turco. Ahí se abrió un debate que ha continuado: ¿aguantará el peso del agua el balcón, o se desprenderá? La idea resultó muy graciosa, pero alertó a muchos. Los usuarios de Twitter más cerebritos se aventuraron a convertir la fotografía en un problema matemático para intentar resolverlo. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...