Con el inigualable clima de la Eterna Primavera distinguidas mujeres pasan la tarde.

La cita fue a las 2 de la tarde y puntuales llegaron todas a casa de la anfitriona, Maricarmen Álvarez, por el gusto de poder seguir disfrutando de su amistad y de la vida.

Entre risas, pláticas, anécdotas y mucha diversión fue como pasaron la agradable tarde, acompañadas de exquisitos platillos mexicanos, bebidas de su preferencia y, para cerrar con broche de oro, un delicioso postre, que consistió en pay de queso y elote.

Durante la reunión escucharon  música de su preferencia y continuaron compartiendo anécdotas.