Jiutepec, Morelos.- El alcalde José Manuel Agüero Tovar lamentó los hechos delictivos de las últimas horas en este municipio; sin embargo, dijo que son situaciones que escapan a la prevención del delito y caen dentro de cuestiones de delincuencia organizada que corresponde a la Policía Morelos atacar.
Precisó que el mayor problema de violencia que registra el municipio se presenta en las zonas limítrofes como la colonia Otilio Montaño, donde el pasado miércoles cuatro personas murieron por impactos de arma de fuego, cuando se encontraban en un bar.
Informó que el lugar ya fue clausurado por esos hechos y, aunque reconoció que la mayoría de los crímenes están asociados con la actividad de bares y botaneras, dijo que el Ayuntamiento no puede proceder contra éstos a priori, sin contar con argumentos jurídicos.
Agüero Tovar señaló que el gobierno municipal está sumando con todo lo que el estado le pide en materia de seguridad, especialmente en prevención del delito, como la organización de los ciudadanos en Comités de Vigilancia Vecinal (Comvives) y grupos de whatsapp, pero situaciones como la que se presentó  en el bar Chiquis, no se puede prever.

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]