compartir en:

Puyazo… ¡UAEM, sobre mojado..! En efecto, tanto hemos tocado el tema de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, que por lo recurrente es como consecuencia de los presuntos turbios manejos de sus recursos económicos, como nunca en su historia la Casa de Estudios vive situaciones de escándalo por su crisis financiera, la confrontación de sus cuerpos representativos y la pésima condición en que se desempeña el muy cuestionado Alejandro Vera Jiménez, no en su calidad, sino simplemente en su condición de rector… Por todos los rumbos donde le han solicitado que rinda cuentas, Vera le ha dado la vuelta y ha de creer que les está haciendo la faena a sus demandantes, quienes se la solicitan, y en la realidad parece no querer darse cuenta que lo de las economías de la UAEM y los universitarios, no es un tema que pueda resolverse simplemente con invocar lo de la Autonomía Universitaria, luego de que al interior de la Institución ya no creen en sus declaraciones ni en sus excusas y pretextos… Veamos por qué… La estructura representativa de la UAEM jerárquicamente está en responsabilidad del Consejo Universitario después el Rector, el Patronato, la Junta de Gobierno, el Sindicato de Trabajadores Académicos, el Sindicato de Trabajadores Administrativos y la Federación de Estudiantes Universitarios de Morelos… Tres de las agrupaciones pareciera que ya dejaron solo al Rector e incluso lo increpan, le piden su renuncia o lo emplazan a huelga… Expliquemos, el primero fue el Sindicato de Trabajadores Administrativos, cuyo dirigente José Torres Muñoz y Virginia Paz Morales, salieron a la palestra para reclamarle a Vera Jiménez las aclaraciones pertinentes con respecto a todo lo que se le impugna públicamente, por las cuestiones económicas que padece la UAEM, e incluso le pidieron su renuncia… Luego de lo anterior, la FEUM expresó sus inconformidades y también exigió a Vera Jiménez las aclaraciones e informaciones correspondientes, sobre estos temas económicos inquietantes para la comunidad estudiantil… Llegado al extremo de los problemas económicos de la Casa de Estudios, con la presunción de su quebramiento económico por no contar con los recursos monetarios para el pago de la catorcena a sus trabajadores, el Sindicato de Trabajadores Académicos que dirige Mario Cortés Montes, no solo presentó sus propios reclamos y demandas, sino que emplazó a huelga a la Casa de Estudios, frente a lo cual el que debe atender y resolver el problema es Alejandro Vera, quien maniobra para tratar de seguir espoleando a sus muy disminuidos seguidores, para hacer marchas, plantones y reclamos ante las instancias gubernamentales estatal y federal, a fin de tener un salvavidas económico que lo rescate a él y a nuestra Universidad, sus trabajadores, empleados, catedráticos e investigadores, para poder contar con el pago de sus sueldos… La cuestión pareciera sencilla pero, por repetitiva, se ha convertido en un vicio mediante el cual, parte de la comunidad universitaria presiona en los espacios oficiales con Vera y los suyos, sin cumplir sus responsabilidades, pues el Rector sólo habla, se esconde y se niega por lo relacionado a rendir cuentas, e invoca una y otra vez “su” manoseada Autonomía Universitaria… Ya la Auditoria Fiscal Superior de la Federación, en atención a las secretarías de Hacienda y Educación Pública hizo su anunció de auditoria con citatorios a Alejandro, para que rindiera cuentas, frente a lo cual, Vera Jiménez les pintó un violín… El Congreso del Estado junto con la Auditoria Superior Gubernamental hizo lo propio y el Rector repitió el numerito e incluso se pitorreo de los diputados, luego de que la comparecencia a la que lo citaron, simplemente los dejó plantados… El secretario de Hacienda Estatal Jorge Michel Luna, con la presunción de UN MIL MILLONES DE PESOS como evidencia de no estar probados en su destino, interpuso una demanda ante la Fiscalía General de Justicia a cargo de Javier Pérez Durón contra Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, sin que hasta el momento haya pasado nada, lo cual pareciera ser simple teatralidad o simulación… Continuara…
¡Hasta mañana que será un día más..!

Por: Pablo Rubén Villalobos

[email protected]