compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Pese a las peticiones hechas desde diversos sectores, como la propia Subsecretaría de Educación Superior, diputados, ciudadanos, para que la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) transparente sus finanzas y establezca un programa de austeridad para enfrentar los problemas financieros que actualmente atraviesa, han sido rechazadas por las autoridades de la máxima casa de estudios, encabezadas por el rector Alejandro Vera Jiménez.

Lo anterior se evidencia con el gasto cada vez mayor año con año en remuneraciones y prestaciones, a pesar de que el presupuesto que se le asigna a la Universidad ha crecido un 81 por ciento desde el año 2011 hasta el presente.

Es decir, mientras la máxima casa de estudios destinó 864 millones de pesos en el año 2011 para este concepto, en 2016 la cifra ascendió a 1 mil 845 millones, esto es, un aumento de más del 110 por ciento.

Comparado con el prespuesto total que recibe la UAEM, lo destinado a remuneraciones y prestaciones pasó en 2011 de representar el 72.24 por ciento del presupuesto a 82.1 por ciento en el año 2016.

Dicho de otra manera, por cada 10 pesos que recibe la máxima casa de estudios, 8 se destinan al pago de salarios y prestaciones de funcionarios y académicos.

Asimismo, documentos donde se detalla la cuenta pública de la UAEM del 2011 al 2017 muestran que ha habido un aumento desproporcionado de personal con calidad de “confianza”, lo cual ha generado el desorden financiero universitario se incremene .

La causa de este socavón financiero ha sido el costo de las remuneraciones, prestaciones sociales y económicas, y pagos a funcionarios desde el 2011 al 2017.

A excepción del año 2013, cuando la máxima casa de estudios recibió mil 356 millones de pesos y el monto de las remuneraciones fue inferior (mil 269 millones de peso), en 2011, 2012, 2014, 2015, 2016, la UAEM ha pretendido gastar más millones de pesos de los que le han sido asignados, lo cual va contra toda lógica presupuestal.

Otro asunto que ha evidenciado un manejo anómalo de sus finanzas y que supone una falla en la transparencia en el gasto de los recursos de origen público ha sido que a partir del año 2014 enturbió el reporte del gasto de remuneraciones y prestaciones.

Aun en 2011, 2012 y 2013, la máxima casa de estudios ofrecía transparencia en el manejo de los recursos, desglosando los salarios y prestaciones en rubros: como jubilados, personal de confianza, administrativos y académicos. 

Sin embargo, a partir del de 2014, todo pierde transparencia.

Tan sólo de 2011 al año 2013, el costo del personal de confianza registró un aumento del 84 por ciento, mientras del resto de los trabajadores, los académicos sólo 40 por ciento, es decir menos de la mitad.

Contratación ilegal de un crédito

Violando el artículo 40 de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Morelos, sin el aval del Congreso del Estado, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro Vera Jiménez, firmó un contrato ilegal de apertura de crédito simple con el Banco Interacciones, S. A. por un monto de 600 millones de pesos, con compromiso de pago a 39 meses.

Ello también contraviene al artículo 7 de la Ley de Ingresos del Estado que establece la prohibición de contraer deuda sin la autorización del Congreso.

También se acredita una distracción de recursos propios de la UAEM, destinados o etiquetados en cuanto a su aplicación, con el convenio de financiamiento que firmó la institución educativa con la Secretaría de Educación Pública y el gobierno de Morelos, en el que se establece que dichos fondos sólo son para ser aplicados los capítulos 1000 (nómina), 2000 (papelería) y 3000 (servicios: CFE, Telmex, rentas) la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público federal, por su parte, prohíbe celebrar convenios relativos a aportaciones federales.

Por: Ddm Redacción
[email protected]