Cuernavaca, Morelos.- Entre 250 y 300 fugas al mes atiende el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), sin embargo, esto se debe a que las tuberías no han sido cambiadas durante años, afirmó el director del organismo descentralizado.

José Pérez Torres, titular del Sistema de Agua Potable, refirió que emprenderán una campaña para atender esta situación, aunque el problema no será resuelto, al insistir que las tuberías son las que se deben cambiar.

“No es que no se reparen, sino que siguen habiendo, dado que la tubería es de antaño. 

Aproximadamente atendemos entre 250 y 300 fugas de manera mensual, en algunos casos tiene más de 50 años la tubería, ya son obsoletas. Tenemos que buscar un plan para poder ir cambiando ese tipo de tuberías”, indicó.

Señaló que el problema no es reparar cada una de las fugas que aparecen en Cuernavaca, sino que deben de cambiar las tuberías que durante años fueron desatendidas, por ello insistió en que en breve estarán dando a conocer las acciones que implementarán.

Sin embargo, a fin de evitar la aparición de nuevas fugas, han optado por bajar la presión del suministro del agua en las tuberías, sin que con ello dijo se afecte a la población.

Detalló que ya han buscado recursos federales para esta situación, aunque hasta el momento no han recibido una respuesta.

“Para la primera etapa yo creo que estamos hablando de unos 300 millones de pesos, por lo menos para que nosotros pudiéramos implementar algún sistema que nos permitiera, en este momento, reducir completamente el tema de las fugas; no va a ser cambiar la tubería, sería otro mecanismo”, agregó.

Por: OMAR ROMERO 
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...