compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- “Cuando somos jóvenes y adquirimos nuestro primer empleo, nos emociona ganar dinero propio porque tenemos el poder de gastarlo como nos venga en gana, sobre todo si no tenemos a nuestro cargo grandes responsabilidades como la manutención de un hijo, pago de colegiatura, pago de renta o servicios, entre otras cosas”, señala la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
Aunque es válido darse ‘gustitos’, al final de cuentas el dinero es resultado del trabajo, por lo que también es importante saber administrarlo y no gastarlo en cosas superfluas, acota el organismo.

Sé tu propio jefe
En México, se estima que 11.2 millones de personas trabajan por cuenta propia, es decir, son ‘freelance’, modalidad que ha ido acrecentándose ya sea por la baja de oferta laboral o porque signifique un reto personal de ofrecer servicios profesionales para diversos proyectos, indica la Condusef.
Sin embargo, recomienda la Comisión, antes de tomar la decisión de lanzarte a ‘ser tu propio jefe’, tienes que hacerte la siguiente pregunta: ¿por qué quiero hacerlo? Si tu respuesta es ‘ya no quiero ser asalariado’, ‘no me llevo bien con mi jefe’ o ‘en la empresa no valoran mi trabajo’, quizá no estés valorando las cosas adecuadamente; en cambio, si piensas en ‘quiero poner a prueba mis capacidades profesionales’, sé que puedo realizar proyectos para otras empresas’ o ‘es un reto profesional’, vas por el camino adecuado. 

67.1%  de los trabajadores operan  como subordinados  y remunerados.

4.3%  de las personas ocupadas  son patrones o empleadores.

22.7% de las personas ocupadas  lo hacen como trabajadores  independientes.

5.3% de los trabajadores se desempeñan en negocios familiares.

Identifica necesidades
Evita gastar en lo primero que te venga a la mente, gastarte todo tu dinero el mismo día de pago te dejará sin recursos para cubrir tus finanzas el resto de la quincena.

No abuses del crédito
Comenzar a sobre endeudarte evitará que puedas alcanzar tus metas a largo plazo, aunque lo único que te preocupe sea lo que tu salario y tarjeta de crédito puedan comprar.

Tarjetas, con inteligencia
Haz lo posible por pagar el saldo total de tus tarjetas de crédito antes de tu fecha límite de pago; si te es posible, utiliza solamente la tarjeta de débito para pagar.

Ahorro, primordial
Aprovecha para ir adoptando el hábito del ahorro y guarda un porcentaje de tu sueldo, lo recomendable es el 10 o 15 por ciento, respetándolo siempre, ya sea semanal o quincenal.

No pierdas tiempo
Recuerda que entre más tiempo postergues iniciar con el hábito del ahorro, más tiempo te tomará adquirirlo, pues también irán llegando nuevas responsabilidades.

Retiro, ni tan lejano
Aunque lo veas muy lejos, cuanto antes comiences a aportar a tu afore, mayor será tu ahorro y por ende la pensión que recibirás, lo que te garantizará estabilidad y tranquilidad.

Metas que alcanzar
Establece tus metas a corto, mediano y largo plazo, siempre de acuerdo a tus necesidades; comienza por las básicas, a corto plazo, como salir de viaje; después, comprar un auto.

Protege lo tuyo
La mayoría de los mexicanos, al atravesar una emergencia, se ven en la necesidad de endeudarse, ya que es poca la cultura de asegurar los bienes.

 

Por:  DDM STAFF  /  [email protected]