compartir en:

Cuernavaca, Morelos.-  Dentro de la capital del estado, en la zona centro de Cuernavaca se ubica el Parque Revolución, conocido por los cuernavacenses por ser un lugar donde niños y jóvenes acuden a realizar algún deporte o pasar un tiempo al aire libre.
Sobre la avenida José María Morelos y Pavón se ubica uno de los espacios recreativos más conocidos por los habitantes, ya que en este lugar se ofrecen diferentes actividades para chicos y grandes.
 
“Es un espacio muy bonito y tranquilo, todos los días paso con mis hijos cuando salen de clases, ya que aquí me queda de paso y los traigo para que se distraigan un rato, se relajen de sus clases y nos vayamos a casa a seguir con las labores”, expresó la señora Rosa, madre de familia que acostumbra pasar tiempo con sus hijos en el parque.
 
Son diversas las actividades que se ofrecen en el parque también conocido como Unidad deportiva revolución, desde Tae kwon do, basquetbol, voleibol, natación, manualidades, entre otras más que tienen que ver con recreación para los menores.
 En el lugar se pueden observar decenas de familias que pasan un rato agradable en el parque, niños y jóvenes se les ve pasear por el lugar; principalmente después de clases, de las escuelas ubicadas en la parte centro de la capital.
 En este sitio se puede encontrar una Alberca de 35 metros y 2 Canchas de Basquetbol, con más de 12 actividades deportivas para los visitantes.

Bello rincón en
Cuernavaca...
Dentro del primer cuadro de la ciudad, es sin duda uno de los pequeños ‘pulmones’ de la Eterna Primavera, ya que su exuberante vegetación lo hace un sitio de esparcimiento.
 
El parque se ubica en la avenida José María Morelos y Pavón, en parte del centro de Cuernavaca.
La Unidad Deportiva Revolución ofrece a los visitantes tae kwon do, basquetbol, voleibol, natación y manualidades.
12 actividades deportivas para los menores.

Alberca de 35 metros y 2 canchas de basquetbol.

"Es un espacio muy bonito y tranquilo, todos los días paso con mis hijos cuando salen de clases, ya que aquí me queda de paso y los traigo para que se distraigan un rato, se relajen de sus clases y nos vayamos a casa a seguir con las labores”. Señora Rosa, visitante del parque