compartir en:

En la Casa Blanca, el presidente Donald Trump observó junto con su esposa Melania y su hijo Barron Trump, el eclipse total de Sol.

En los medios llamó la atención que el mandatario estadounidense volteó a ver el fenómeno sin ninguna protección, aunque después usó lentes.

Pese a todas las alertas y constantes medidas de seguridad que los expertos repitieron para que se pudiera apreciar este fenómeno astronómico, el mandatario del país vecino prefirió voltear al cielo, con todos los riesgos que esto conllevaba.