El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó abierta la posibilidad de encontrarse con el líder norcoreano Kim Jong Un, en medio de una creciente retórica confrontacional entre ambos gobiernos y de tensiones militares en la península coreana.

En una entrevista con la cadena de noticias Bloomberg, Trump dijo que sería un honor personal entrevistarse con Kim, un día después que en una entrevista separada lo calificó como una persona inteligente e incluso mostró empatía por las difíciles condiciones en que ascendió al poder.

“Si fuera apropiado para mí reunirme con él, absolutamente (lo haría), yo estaría honrado en hacerlo. Bajo las circunstancias adecuadas me reuniría con él”, expresó el mandatario.

Cuestionado al respecto, el vocero presidencial Sean Spicer dijo por separado que dado el comportamiento provocador del régimen norcoreano, “claramente, las condiciones no están ahí ahora mismo”.

La apertura mostrada por Trump se produjo en momentos en que su gobierno busca elevar la presión diplomática sobre Pyongyang para que desista de su programa de pruebas con misiles balísticos.

Trump ha buscado un acercamiento con China con la expectativa de que Beijing ejerza presión sobre Kim, y de esa forma aproveche la enorme dependencia comercial de Corea del Norte sobre su poderoso vecino, pero sin aparentes resultados hasta ahora.

Asimismo, Trump elevó la tensión militar con el envío a aguas de la península coreana de una flota naval compuesta por un portaviones, un submarino y al menos cuatro destructores.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...