compartir en:

Beijing.- China prevé operar más de cinco líneas ferroviarias de levitación magnética con velocidad máxima de 160 kilómetros por hora en ciudades como Chengdu, Wuhan y Guangzhou para 2020, destacó su fabricante CRRC Dalian Co Ltd.

La nueva generación de trenes de levitación magnética o maglev serán de media a baja velocidad, fabricados por CRRC Dalian, filial de China Railway Rolling Stock Corp, que ya completó pruebas a 120 kilómetros por hora en Shanghai a principios de este mes. Se espera que los vehículos entren en el mercado dentro de un año.

En la actualidad la mayoría de trenes que se encargan de satisfacer la demanda de transporte a un gran número de pasajeros de un lugar a otro cabalgan sobre los rieles con ruedas, pero los trenes de levitación magnética o maglev van poco a poco ganando terreno en China.

Los trenes con este tipo de tecnológia que se están usando en China pueden alcanzar velocidad máxima operativa de 160 kilómetros por hora y tienen ventajas como baja vibración y ruido, más capacidad de escalada y radio de giro más corto.

Esas características  se lograron tras ocho años de investigación y desarrollo tanto por CRRC Dalian como por la Universidad Southwest Jiaotong de Chengdu.

"Los trenes maglev de media a baja velocidad pueden conectar mejor las ciudades y los suburbios, y pueden ser exportados a mercados extranjeros", dijo Qu.

Más de una docena de ciudades chinas como Tianjin, Hangzhou y Shenzhen, planean lanzar servicios de maglev para 2020, especialmente entre el centro de la ciudad, los aeropuertos y las áreas suburbanas.

China ya ha desarrollado la tecnología para ejecutar trenes maglev a una velocidad de menos de 100 km/h, destacó la agencia Xinhua.

Los trenes maglev son silenciosos y pueden alcanzar altas velocidades, pues en realidad no cabalgan sobre los rieles con ruedas, sino que pasan unos centímetros por encima de la vía mediante el uso de imanes, evitando las velocidades más lentas causadas por la fricción, explicó Sun Fuquan, de la Academia China de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo en Beijing.

La primera línea de trenes maglev de velocidad media-baja de China comenzó a operar en 2016 en Changsha, la capital de la provincia de Hunan, convirtiendo a China en una de las primeras naciones en dominar esa tecnología.