compartir en:

De la población de niños y adolescentes en México, cinco por ciento padece Trastorno por Déficit de Atención (TDA), pero es necesario acudir con un profesional para tener el diagnóstico, alertó el neurólogo Eduardo Javier Barragán Pérez.
El jefe del Departamento de Neurología del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” explicó que la detección y diagnóstico del padecimiento tarda de tres a cinco años, debido a que generalmente el comportamiento del niño es confundido con hiperactividad.
Incluso, dijo el especialista, es común escuchar que están malcriados y con regularidad culpan a las madres por la “desatención” hacia sus hijos.
Detalló 70 por ciento de los niños con TDA padecen trastornos de aprendizaje, del sueño, dislexia, ansiedad y depresión.
Problemas para socializar, falta de atención, desorganización, impulsividad e incluso conflictos de memoria, entre los menores de cuatro y 12 años de edad podrían ser síntomas de TDA.
Sin embargo, exhortó a estar al pendiente del comportamiento de los niños y, en caso de notar bajo rendimiento escolar, problemas de conducta, dispersión o hiperactividad, acudan con profesionales de la salud.
Barragán Pérez explicó que el padecimiento ha sido identificado en niños cuya madre tuvo problemas de tabaquismo, alcoholismo o consumo de drogas durante el embarazo.
Asimismo, en menores que presentan asfixia perinatal, bajo peso al nacer, prematurez o cuyas madres enfrentaron disfunción familiar durante el embarazo, entre otros factores.
El especialista puntualizó que el tratamiento del TDA es multimodal e individualizado, y consiste en dar terapia psicológica para el manejo conductual que en ocasiones es acompañada de fármacos.
Barragán Pérez también llamó a la población a evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas, sobre todo seis meses antes de que se planee un embarazo, y practicar ejercicio antes y durante la gestación porque favorece la oxigenación al producto.i
Agencias