compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- En Morelos, los representantes de la industria instalada, Canacintra y Coparmex, coincidieron en señalar que el incremento de entre dos y cinco puntos porcentuales a las tarifas de energía eléctrica restarán competitividad a las empresas y las obligarán a aumentar el precio final de sus servicios y productos al consumidor.
La situación es lamentable, dijo el dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), César Ayala Franco, al indicar que todo incremento impacta necesariamente la productividad de las empresas, en este caso, sobre todo la que tiene un alto consumo de energía para sus procesos productivos, como la metalúrgica.
Agregó que los empresarios fueron llamados por la dirigencia nacional para hacer un esfuerzo en mantener sus costos de producción bajo control, pero consideró que debido a que el incremento de los insumos no es el único factor negativo, pues también se anunciaron aumentos a la gasolina y las tasas de interés, será difícil que los empresarios absorban el impacto solos.
La representante del sector patronal agrupado en la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Jazmín Bastidas Colinas, criticó el hecho de que la política económica sea sólo castigadora.
Señaló que cuando el precio internacional de la gasolina aumenta, en México también, pero cuando baja, aquí se mantiene igual, y representan incrementos adicionales que la sociedad tiene qué pagar.
Ahora, la preocupación es múltiple porque no se trata sólo del incremento de la energía, sino de otras variables.
Agregó que el gobierno tiene que ser más solidario con la iniciativa privada y repartir el efecto negativo de las decisiones en materia económica; es decir, que la reducción del gasto público y las políticas de austeridad sean más enérgicas.
Asimismo, recordó que el Estado tiene una deuda con los empresarios en la regulación de la economía informal o subterránea.

Impacto, El sector industrial se dijo incapaz de absorver el costo de los aumentos.

 

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]