compartir en:

Ayala, Morelos.- El ex gobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid, fue trasladado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), ubicado en Ayala.

Autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que el ex gobernador fue enviado al Ceferepsi en atención a su estado de salud y garantizando el pleno respeto a sus derechos humanos.

Ayer elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, adscritos a la Policía Internacional (Interpol) México, cumplimentaron una orden de reaprehensión dictada por el Segundo Tribunal Unitario del Segundo Circuito.

Autoridades migratorias de Estados Unidos repatriaron a Villanueva Madrid, quien fue recibido en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por agentes federales y del Instituto Nacional de Migración.

Posteriormente fue trasladado vía terrestre al Ceferepsi, ubicado en Ayala, a donde arribó alrededor de las 16:00 horas, fuertemente custodiado por agentes federales.

Mario Ernesto Villanueva Madrid está acusado de delitos contra la salud y lavado de dinero, asociación delictuosa y otros vinculados al narcotraficante Alcides Magaña, “El Metro”, Gilberto Garza García, “El Guero Gil”, Albino Quintero, “Don Beto” y otros pertenecientes al cártel de Amado Carrillo “El señor de los Cielos”.

Según las investigaciones en su contra, de 1993 a 1999 que fungió como gobernador de Quintana Roo, dio facilidades para el transporte de droga de Colombia a Estados Unidos a través de su estado.

A pesar de que Mario Ernesto Villanueva Madrid siempre negó los cargos, desde el gobierno federal iniciarion investigaciones que llegaron incluso al envío del entonces Subprocurador Mariano Herrán Salvati a interrogar al entonces gobernador al Palacio de Gobierno de Chetumal.

Ante las pruebas encontradas, dos días antes de acabar su mandato el 5 de abril de 1999 desapareció ausentándose en la ceremonia de transmisión de mando a Joaquín Hendricks Díaz, hasta el 25 de mayo del 2001 que fue aprehendido en el poblado de Alfredo V. Bonfil, en Cancún.

Como se recordará el ex gobernador de Quintana Roo fue entregado en extradición a Estados Unidos el 8 de mayo del 2010, luego de declararse culpable del delito de lavado de dinero, por lo que la Corte Federal de Distrito para el Sur de Nueva York le impuso una sentencia de 131 meses de prisión, acreditándosele el tiempo que estuvo detenido en México antes de su extradición.

Ahora será puesto a disposición del Juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Por: Ddm Staff
[email protected]