En los últimos cuatro años 128 internos que han representado un riesgo para los centros penitenciarios de Morelos han sido trasladados a penales federales; el caso más reciente ocurrió hace ocho días y se trató de una persona sentenciada por secuestro.
Así lo dio a conocer Lucio Hernández Gutiérrez, coordinador estatal de Reinserción Social, quien dijo que el último traslado ocurrió hace ocho días, cuando una persona sentenciada por secuestro fue llevada a un penal federal en Durango.
“Alrededor de 128 personas privadas de la libertad entre hombres y mujeres -han sido enviados- a centros federales por requerir precisamente medidas especiales de seguridad, de todos –grupos delictivos- por supuesto que sí, independientemente del grupo delincuencial al que haya pertenecido en libertad”, mencionó.
Expuso que a través de las políticas que implementan detectan aquellos liderazgos negativos que tratan de sobresalir y generar un clima negativo al interior de los centros penitenciarios, por ello señaló este tipo de diagnósticos son permanentes.
Comentó que en caso de que el perfil clínico-criminológico determine que debe de ser enviado a otro penal local lo hacen, no obstante, si es necesario que esta persona sea mandada a otra entidad requieren del apoyo del Gobierno federal.
“Las estas checando permanentemente –evaluaciones de las personas privadas de la libertad-, por supuesto que estamos al día en ese tipo de estudios de perfil clínico-criminológico y de ser necesario así lo vamos a hacer”, manifestó.

Por: Omar Romero
[email protected]
CUERNAVACA, MORELOS