Una  mujer de aproximadamente 37 años fue golpeada brutalmente por un hombre, esto tras un intento de abuso sexual en las calles de la alcaldía Iztacalco, en la CDMX.

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de mayo en la colonia Los Picos de Iztacalco, sección 2-A, en donde la mujer acompañó a su hija hasta el transporte público y regresaba a casa acompañada de su mascota; al ingresar a uno de los andadores de la zona a las 5 de la mañana con 58 minutos el sujeto apareció detrás de ella.

“Se abalanzó hacia mí para taparme la boca. He podido recordar poco a poco todo lo que me decía y me hacía porque me tocaba mis partes, me decía que me callara, que me iba a matar.”, narró.

“Él intentaba tronarme el cuello y en una de esas entró su dedo a mi boca y lo mordí fuerte, fuerte, fuerte, hasta que él reaccionó golpeándome, golpeándome brutalmente hasta dejarme en el piso inconsciente.”, dijo. 

 Al darse cuenta que el sujeto quería abusar sexualmente de ella, se opuso y gritó hasta ser escuchada lo que obligó al sujeto a huir.

“Él me quería llevar hacia el siguiente andador que está más oscuro y como me tocaba y por lo que me decía pues él quería violarme.”, agregó.

Luego de la golpiza que recibió, la mujer intentó pararse en varias ocasiones hasta que apoyada del barandal logró avanzar.

Su familia la llevó al hospital del ISSSTE de Zaragoza en donde pasó varias horas en urgencias antes de ser atendida.

 “Me dejan desde las 7 que yo llego hasta las 2 de la tarde que me desmayé por el dolor, decidieron poner un poco de suero, solo un poco de suero.”, afirmó.

 Ella conservaba entre sus dientes parte de la piel de su agresor, misma que fue desechada por los médicos que la atendieron.

“Me lo quitó y en lugar de guardarlo, lo tiró, lo tiró cuando es evidencia. No hizo nada.”, refirió.

Contusiones, edemas y la pérdida de tres piezas dentales fue el resultado de la agresión.

Actualmente, la mujer se encuentra en el proceso de interponer su denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

 “La verdad es que me siento muy insegura, no he podido sacar todo lo que yo siento porque tengo que ser fuerte por mí, por mi familia, por mi hija y por mis hermanos, pero yo me siento muy insegura. Me despierto exaltada porque veo su rostro, su cara de loco, no puedo dormir., concluyó


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado