Dos de las compañías más emblemáticas de Estados Unidos se unirán de nueva cuenta luego de que una de ellas decidiera cortar con la alianza comercial, algo que duró más de diez años; nos referimos a McDonald’s y Disney, quienes este martes anunciaron que el junio próximo, valiéndose del lanzamiento de “Los Increíbles 2”, la empresa de entretenimiento regresará a la cajita feliz, uno de los productos emblema de la cadena de comida rápida.

A través de un comunicado, se indicó que la alianza comercial tiene, entre sus principales objetivos, mejorar los estándares nutricionales de sus menús en dicho producto; además, de con el acuerdo multianual no exclusivo, ambas firmas colaborarán para agregar un valor agregado mediante las campañas de promoción en el vecino país del norte referentes a las películas seleccionadas de Disney, Pixar, Disney Live Action, Marvel Studios y LucasFilm.

Asimismo, luego de trabajar de la mano con “Los increíbles 2”, la colaboración seguirá en el otoño con “Ralph Breaks the Internet: Wreckt-it Ralph 2”, que saldrá al mercado el 21 de noviembre. Como parte del anuncio, también se destacaron una serie de cambios dirigidos por los clientes quienes crearon nuevos criterios globales de nutrición, que reducirá calorías, grasas saturadas, sal, azúcar en diversas combinaciones de la cajita feliz.

El director de marketing de McDonald’s para Estados Unidos, Morgan Flatley señaló “Esta relación combina el ingenio en la comida y el entretenimiento para alentar selecciones de comidas más equilibradas en nuestras cajitas feliz e inspirar a las familias de maneras divertidas e innovadoras”.

Durante 2006, Disney fue la primera firma de medios importante en establecer criterios de nutrición, asociando sus marcas y personajes con más alimentos balanceados. Las pautas, desarrolladas con las autoridades nacionales de nutrición y alineadas con estándares federales, en los que se promueven el consumo de frutas, vegetales, granos integrales, entre otros productos. Mientras que para 2012 expandió su iniciativa al introducir estándares para la publicidad de alimentos en la programación dirigida a niños y familias.

 

 

Merca 2.0