CUERNAVACA, MORELOS.- Nicolás Elizalde Morales, estudiante de la Maestría en Biotecnología del CEIB, desarrolla una investigación para la producción de toxinas a partir de veneno de serpientes, en colaboración con el Instituto de Biotecnología (IBT) de la UNAM, para atender la problemática que se vive a nivel mundial por la mordedura de estos reptiles.

“En este momento ya tenemos una toxina expresada en su forma activa producida en bacterias, falta la parte de la expresión en plantas, sobre todo en tabaco, porque hemos visto que las plantas al igual que las bacterias son reactores, pero las plantas tienen ventajas más amigables lo que nos lleva a producir este tipo de toxinas de serpientes en estos modelos”, destacó el estudiante.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que las mordeduras de serpiente causan aproximadamente entre 81 mil y 138 mil muertes al año, y alrededor del triple de casos derivan en amputación y discapacidad permanente, en ese contexto el Centro de Investigación en Biotecnología (CEIB) de la UAEM, desarrolla un antiveneno natural.

Elizalde Morales señala que una vez que se obtiene el inmunógeno, se inyecta en el modelo animal, en este caso caballos, “que es el sistema más amplio estudiado para la producción de antivenenos, pues el caballo produce los anticuerpos”, dijo Nicolás Elizalde.

DDM REDACCIÓN
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...