CUERNAVACA, MORELOS.- El titular de la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), Juan Valencia Vargas, informó la afectación en infraestructura hidráulica estatal por el terremoto, así como la labor que llevarán a cabo al respecto.
Destacó el severo daño en los manantiales de “Agua hedionda”, en Cuautla, “San Ramón” y “Palo Bolero” en Xochitepec, los cuales prácticamente perdieron su caudal.
Mencionó que en el manantial de “Las huertas”, en Tlaquiltenango, y “Las tortugas”, en Itzamatitlán, Yautepec, cambió el color del agua.
Respecto de incremento de caudal, fue reportado en los manantiales de “La cúpula”, en Oaxtepec, y “Santa Rosa”, en Xochitepec.
También reportaron nacimiento de agua en la calle Chirimoyas del poblado Itzamatitlán, en Yautepec, y en el fraccionamiento “Los colorines” de Xochitepec.
Valencia Vargas aseguró que cuatro acciones importantes llevan a cabo en todos los casos; la primera se refiere al aforo del caudal remanente, pues no todos los manantiales perdieron el suyo.
En el caso de “Agua hedionda”, tiene pequeña porción del caudal original, el cual era de 450 litros por segundo; después del terremoto es de poco menos de 20 litros por segundo.
El titular de la Ceagua dijo que con dicho afluente pueden llenar las principales albercas, aunque ello tome entre 76 y 90 horas.
La posible reapertura del balneario dependerá de la segunda acción que llevan a cabo; se trata analizar la calidad del agua de los manantiales afectados para que cumplan la norma necesaria para uso recreativo humano.
“El resultado lo tendremos en un par de semanas. Si en el caso de ‘Agua hedionda’ cumple la norma, se podrá reabrir cuanto antes; en caso de que no cumpla se vería qué hacer para que cumpla”, dijo.
En el caso de “San Ramón” y “Palo bolero”, lamentablemente, dijo que el caudal desapareció, por lo cual llevan a cabo la tercera acción: hacer estudios de geofísica.
“Son como una radiografía de la tierra y nos permiten ver lo que hay debajo de los manantiales para saber si en un momento dado podría haber algo que hacer para recuperar el caudal”, explicó.
Para el caso de “San Ramón”, Valencia Vargas dijo que aún hay esperanza de recuperarlo debido a que el caudal se perdió en el terremoto de 1985 y el sismo de 1999, pero se reestableció.
Respecto de la cuarta acción, llevan a cabo proyectos de rehabilitación de canales que surten zonas de riego, a los cuales aportaban un porcentaje los manantiales.
Dijo que los manantiales no sólo son balnearios, su caudal sirve para riego; el de “Agua hedionda” era parte del que va al de Tenango.

Cuatro acciones. El titular de la Ceagua explicó la manera focalizada como trabajan con manantiales afectados por el terremoto.

"Queremos decir que los balnearios de Morelos no van a cerrar, por ello se están haciendo los proyectos necesarios para poder recuperarlos.” Juan Valencia Vargas, Srio. ejecutivo de la Ceagua.

 

Por: MAYA OCAMPO
[email protected]