Cuernavaca, Morelos.- Mole rojo, tacos dorados, pipián, acorazados de huevo duro, milanesa, tostadas de pata, nopalitos, fruta y agua de nopal fueron algunos de los platillos que degustaron cientos de consumidores y clientes del mercado Adolfo López Mateos durante la Cuarta Muestra Gastronómica, que tiene la finalidad de fomentar el consumo de productos locales.
Autoridades y líderes de varias agrupaciones del centro comercial más importante de Morelos cortaron el listón de inauguración en la zona de los andenes para después, junto con los visitantes, degustar de los platillos que los propios locatarios elaboraron para incentivar a los clientes y consumidores a que sus productos se compren al interior del mercado.
Después del mediodía, los clientes que visitan a diario el mercado comieron junto con sus familiares, luego de que los mismos locatarios les hicieran la invitación para que degustaran sus productos y, que como buenos clientes, merecen ser bien atendidos.
Más de 20 comerciantes desde muy temprano colocaron sus mesas con sus diferentes guisos para agasajar a su clientela y a los visitantes del Adolfo López Mateos.
“Este es un esfuerzo de todos los locatarios del mercado, estamos muy contentos porque este tipo de eventos que organiza el ayuntamiento nos genera una mejor convivencia y que exista un consumo local”, expresó Lourdes Gutiérrez, comerciante de verduras.
En tanto, Juan Diego Pons de León, secretario de Desarrollo Económico y Turismo, encabezó los preparativos y cortó el listón de inauguración de la exposición.
Informó que existen varios programas que se están ajustando y que se trabaja en coordinación con los líderes del mercado para generar una estrategia comercial y turística.
Ello a la vez será para incentivar a los clientes y morelenses para que compren sus productos en el mercado más importante de la entidad.

Frescura. Es una de las características de los productos que diario ofertan los locatarios de la central de abasto más grande de Morelos.

Antojo. Los andenes del ALM lucieron llenos de clientes.

Tradicional. Desde temprano, los locatarios instalaron los puestos donde gratuitamente ofrecieron comida a los clientes para incentivar la venta de sus productos.

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...