El gobierno no se cansa de hacer propaganda para que nosotros denunciemos los delitos a la Fiscalía General del Estado, pero el tortuguismo que existe en esa dependencia, su desorganización, una peligrosa mezcla de impunidad y falta de eficiencia hace que los ciudadanos morelenses no acudamos a ese organismo judicial a realizar los tramites a los que tenemos derecho.
La verdad es que es un calvario a lo que uno se enfrenta al hacer cualquier tramite. Mire usted: un amigo tuvo un problema con el vecino que tiró un gran árbol del que le cayo la mitad en su casa (la de mi amigo) haciendo destrozo y medio, por lo que le pidió al vecino, de manera comedida, que por favor mandara retirar el gran árbol que estaba sobre parte de su casa.
El vecino primero negó ser el dueño del terreno y dijo que el no tenía nada que ver; así que, después de investigar con las autoridades correspondientes y constatar que el señor aquel mentía, mi amigo lo volvió a buscar pidiéndole que retirara el árbol, a lo que el otro se negó diciendo nuevamente que no era el dueño del terreno.
Ya desesperado, el dueño de la casa invadida fue a levantar un acta a la Agencia del Ministerio Púbico en Boulevard Juárez, del centro de la ciudad -donde era la agencia de Chevrolet y que es una propiedad grande y mal adaptada para ello-, después de esperar por más de una hora a que el Ministerio Público lo pudiera atender, sentado en una incomoda y sucia banca le tocó su turno y se procedió a levantar la demanda con una computadora  vieja, pero vieja en serio y con una impresora más vieja aún; así pasó otra hora y salió con su copia de la denuncia, la cual debería de ratificar después de diez días en las oficinas que se encuentran en Chapultepec; a los quince días fue a ratificar la denuncia a la Colonia Chapultepec, que en primer lugar son un pequeño chiquero en un edificio sucio y lleno de recovecos. Después de preguntar junto con su abogado donde podría hacer el trámite, subió por unas escaleras y en una puerta estrecha y escondida, pasando casi por encima de una persona debido al poco espacio libre, llegó al sitio indicado, ahí le dijeron que esperara mientras una secretaria degustaba unas enchiladas en un mueble que es anti ecológico; la otra secretaria veía sus recados por el teléfono celular y sólo después de terminar de mandar sus mensajes, volteó y dijo: “¿Qué se le ofrece? Comedidamente mi amigo le dijo que venía a ratificar la denuncia que había hecho y la contestación fue: “¿Tienen cita?, porque está lleno hasta el mes que entra”. Así que para ratificar una demanda hay que hacer cita y esperar un mes, mientras las secretarias comen y platican; al mes levantó la denuncia, le dijeron sacara tres copias y fuera a dejar una con los policías investigadores en el mismo edificio y otra a los peritos en el edificio de Emiliano Zapata, para ver cuándo tienen tiempo de atenderlo. Han pasado tres meses y la cosa sigue igual, pues el día de la cita con los investigadores atendió a mi conocido y su abogado una secretaria que los hizo llenar un formato porque los investigadores no habían podido llegar a constatar hechos ya que, según ella, los había mandado traer el jefe. 
¿Así cómo va un ciudadano a hacer una denuncia?, y el Fiscal dice que ahora las denuncias se harán por internet. Lo que no entiendo es ¿para qué?, si en persona no te hacen caso ni te pelan, por internet menos. El desorden y la falta de respeto al ciudadano es lo que priva en la fiscalía; al que se le ocurre levantar un acta, después de tres meses ya hasta se le olvidó a qué iba y desde luego los delitos quedan impunes. Esa es la realidad de un mal gobierno que, en lugar de tener una oficina para servir a los ciudadanos, sólo se sirve de nosotros para beneficio personal. Es mucho dinero invertido para las oficinas del Fiscal, pero los servicios a los ciudadanos son peores que de quinta. Así que mejor arreglamos los problemas entre particulares y no pierde uno el tiempo denunciando. ¿No cree usted? 
El nombramiento del nuevo Presidente del PRI es grave para ese partido que está medio muerto. El señor que despacha como encargado de la presidencia tiene una fama pública que da vergüenza; el haber sido el Secretario de Finanzas de Javier Duarte en Veracruz no habla bien de él; ¿cómo es posible que el CEN del PRI haga este tipo de nombramientos poniendo a un ciudadano cuestionado públicamente? No lo conozco personalmente, pero la fama que le precede nos da una idea de que no tiene la capacidad moral para sacarlo adelante. En realidad, qué pena que una vez más no le interese al CEN el estado de Morelos y, como se puede ver la cosa, que a sus agremiados más les vale empezar a buscar otra opción o darse por muertos políticamente en el 2018. ¿Pero qué necesidad? ¿No cree usted?     
 

 

Por Teodoro Lavín León

[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...