compartir en:

La Paz.- Autoridades estatales y municipales reportaron, en un balance preliminar, el fallecimiento de cuatro personas y la desaparición de una más, luego de las lluvias generadas por la tormenta tropical Lidia, que ha dejado más de 700 milímetros de precipitación.

Durante una entrevista en una estación de radio estatal, el gobernador Carlos Mendoza Davis lamentó la muerte de estas cuatro personas en Los Cabos, pero reiteró el llamado para la prevención, al considerar que el fenómeno no ha concluido.

Pidió a los habitantes de los municipios de la zona norte de Baja California Sur, no escatimar esfuerzos preventivos y atender en la medida de lo posible el llamado a guarecerse en los albergues temporales o quienes puedan hacerlo con familiares o amigos.

Resaltó que la expectativa de 250 milímetros precipitaciones ha sido superada y ya se rebasó los 700 milímetros, lo cual equiparó a las precipitaciones por el huracán Harvey en Houston, que rebasaron los mil 200 milímetros.

En este sentido, señaló que la experiencia en Baja California Sur es que no son los fuertes vientos lo que causan daño, sino las corrientes de agua, como ha sido el caso con las cuatro víctimas en el municipio de Los Cabos.

Reiteró el llamado a la utilización de los albergues, que en este caso suman más de cinco mil personas que han sido ahí ubicados, y en este sentido anotó que hay capacidad para atender a 25 mil.

En Loreto y Mulegé, dijo, se esperan lluvias intensas, por lo que insistió en la cultura de la prevención y de ser invitados por las autoridades o se sientan en riesgo, acudan a los refugios o bien, se resguarden con familiares o amigos.

Por su parte, el alcalde de Los Cabos, Arturo de La Rosa Escalante, dio por su parte un balance por la tormenta tropical Lidia, añadió que se están elaborando estrategias que permitan el restablecimiento de las vialidades y zonas más perjudicadas.

Reconoció el daño a viviendas y unidades e informó que se está en espera de la confirmación por parte de las autoridades competentes de una persona desaparecida, la cual fue arrastrada por la corriente de un arroyo.

Además lamentó el deceso de las personas en la delegación de Cabo San Lucas mismas que estaban asentadas en zonas de alto riesgo.

De la Rosa Escalante exhortó a la ciudadanía permanecer en sus hogares, debido a los remanentes que dejará Lidia.