compartir en:

Autoridades de Estados Unidos anticiparon que el costo económico del huracán Harvey será enorme y con el prospecto de que la reconstrucción de las áreas afectadas por las catastróficas inundaciones tome años, debido a los alcances de la destrucción provocada.

 

El titular de la Administración Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, dijo que aunque de momento no existe una medición del impacto del meteoro, en particular sobre el número de viviendas bajo el agua en Houston y su zona metropolitana, “este va a ser un enorme desastre para el país”.

“El costo de este desastre, medir el costo económico del desastre, contra el costo físico, no vamos a poder tener un costo por muchos, muchos años. Hay que entender la asistencia que podrán recibir las comunidades, pero el verdadero costo de este desastre va ser enorme”, manifestó Long en conferencia de prensa.

La secretaria interina de Seguridad Interna (DHS), Elaine Duke, indicó por su parte que dado la enorme área de destrucción dejada por Harvey en Texas, que comprende alrededor de 50 condados, “esperamos una recuperación de muchos años en Texas”.

De acuerdo con un estimado de la firma privada AccuWeather dado a conocer hoy por el diario USATODAY, el costo de Harvey podría alcanzar los 160 mil millones de dólares, lo que podría colocarlo como el desastre natural más costoso en la historia de Estados Unidos.

Según cifras de la propia FEMA, el mayor costo dejado hasta ahora por un huracán sumó los 108 mil millones de dólares, derivados de la destrucción en Nueva Orleans provocada por Katrina en 2005.

Long expresó que FEMA continúa operando en Houston y las áreas vecinas afectadas, bajo la modalidad de salvar vidas y mantener a las personas a salvo, reportando que hasta ahora 30 mil personas se encuentran en albergues y mil 800 más fueron reubicadas en hoteles.

El funcionario no adelantó si existen planes para reubicar a damnificados de manera temporal en trailers, como se hizo con cientos de personas que perdieron sus casas en Nueva Orleans, y que generó críticas debido al mal estado que presentaban muchas unidades.

El comandante de la Guardia Costera, contralmirante Paul Zukunft, detalló que actualmente existen 11 aeronaves de la flotilla de la guardia que toman parte en tareas de búsqueda de persona, junto con otras dependencias locales y estatales