compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tomaron las instalaciones del Comité Directivo Estatal (CDE) para exigir que inicie el proceso de renovación de la dirigencia de ese instituto político.
Ayer, decenas de personas se  reunieron afuera del Comité Estatal para exigir la salida inmediata de Rodolfo Becerril, quien es presidente del Comité Directivo Estatal, argumentando que es necesario y urgente cambios para renovar el partido.
Irving Morales, consejero político del Revolucionario Institucional, aseguró que acudieron para pedir la destitución de Rodolfo Becerril tal como lo pidieron hace cuatro meses, cuando tuvieron tomado el partido durante aproximadamente mes y medio.
Aseguró que en la ocasión anterior llegaron a un acuerdo con la dirigencia nacional para liberar el edificio y un delegado especial se encargaría del tema, “nos dijeron que levantáramos el plantón y en 15 días iban a publicar la convocatoria y no sucedió”.
A tres meses y sin respuesta consideró que el PRI sigue muerto, “todo está cerrado, está abandonado, no tiene vida, con esta dirigencia no vamos a llegar a ningún lado para el año 2018 más que para perder, por eso los priistas de corazón queremos un cambio, que se abra el proceso de renovación del partido”.
Los inconformes destacaron que en esta ocasión no se dejarán engañar, no bajarán la guardia por lo que mantendrán el bloqueo el tiempo que sea necesario y urgente un cambio verdadero al interior para poder competir en 2018.
La militancia aseguró que esperarán a que se dé la convocatoria para renovar la dirigencia, pues aseguran que el periodo del actual líder estatal ya venció, por lo que no se explican cuál es la razón por la que sigue en el cargo, pues técnicamente ya no debe estar en las riendas del partido.

Cero y van dos
Hace 4 meses hicieron lo mismo, pero llegaron a un acuerdo con la dirigencia estatal para dejar las instalaciones.

15 días
les dieron de plazo para una nueva convocatoria pero no cumplieron

Protesta. Militantes del partido se manifestaron en la sede estatal ubicada en la colonia Vista Hermosa, para demandar que el dirigente Rodolfo Becerril sea removido del cargo.

"Todo está cerrado, está abandonado, no tiene vida, con esta dirigencia no vamos a llegar a ningún lado para el año 2018 más que para perder, por eso los priistas de corazón queremos un cambio, que se abra el proceso de renovación del partido.”  Irving Morales, consejero político del PRI

 

Por: Marcela García / [email protected]