Con música, bebida y comida, reciben familiares y amigos a los fieles difuntos, así como las personas que acuden a visitar las ofrendas en el poblado de Ocotepec, durante la tradicional cereada, en donde dejan una vela o cera para alumbrar el camino del difunto, y comparten junto con la familia café, ponche, chocolate o pan que les convidan.

 

Fotos Galería: 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado