Monterrey.- Sufriendo en su casa durante la vuelta y pidiendo a gritos el final del juego, los Tigres lograron el boleto a semifinal del Apertura 2017 valiéndose de su mejor posición en la tabla porque fueron incapaces de vencer a un bravío equipo de León.
Ayer se repitió el 1-1 de la ida jugada el miércoles en Guanajuato, por lo que con el marcador global 2-2 los auriazules avanzaron a la semifinal del torneo.
En la mayor parte del encuentro, Tigres tuvo la posesión del balón y oportunidades claras, como al 19’ cuando André-Pierre Gignac disparó a primer poste y el arquero alcanzó a tapar, aunque apenas un mintió después fue el mismo francés quien puso el 1-0 en un tiro de esquina cobrado por Javier Aquino.
Poco duró el gusto auriazul porque en el minuto 24, un centro al área que Juninho no logró despejar quedó a merced de Andrés Mosquera, quien fusiló a Nahuel Guzmán para el 1-1 que puso a temblar a los seguidores locales sin que fuera suficiente. i
DDM STAFF