México.- Con un polémico penalti, Tigres UANL venció 1-0 al América para tomar ventaja tras el partido de ida de las semifinales del Torneo Apertura 2017, en el estadio Azteca.
América, que sumó su tercer partido de liguilla sin anotar luego de los dos empates sin goles ante Cruz Azul, está obligado a marcar al menos dos goles el sábado cuando visite a su rival, que llegará con ventaja por su posición en la tabla y por el gol de visitante.
Sin el defensa paraguayo Pablo Aguilar ni en la banca, el técnico Miguel Herrera mandó de inicio a Edson Álvarez y al colombiano Matheus Uribe, quienes cumplieron con su partido de suspensión.
Tigres fue mejor en los primeros 45 minutos y mostró más idea al ataque. A 4’, Gignac sacó disparo de derecha dentro del área que alcanzó a desviar Marchesín.
Al 14’ fue el turno del chileno Eduardo Vargas, quien mandó un disparo cruzado que pasó muy cerca del poste izquierdo de la puerta americanista.
Al 48’, llegó la jugada polémica del partido, una supuesta mano de Bruno Valdez que el árbitro Oscar Macías marcó como penalti y que no desaprovechó Juninho, que al minuto 49 engañó a Agustín Marchesín para abrir el marcador.
Las Águilas, con problemas para concretar a la ofensiva y ya con un gol en contra, debieron remar contracorriente ante un equipo que buscó la segunda anotación y que estuvo cerca, primero tras un disparo de Valencia y minutos después Edson Álvarez salvó de manera milagrosa a su equipo con una barrida para impedir el disparo de Vargas.
Al 70’, estuvo cerca Tigres del 2-0 tras desborde de Valencia, aunque Vargas falló su remate dentro del área luego de la barrida de Guido Rodríguez.
A siete minutos del final, el conjunto azulcrema tuvo una de las jugadas más peligrosas en el partido, una chilena de Uribe que estuvo cerca de anidarse en la puerta de Guzmán, misma que emocionó a los aficionados, que no pudieron explotar con el grito de gol por tercer partido seguido en liguilla.
NTX

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...