compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El Estado de Morelos tiene uno de los 16 hospitales acreditados en todo el país para la atención del cáncer de ovario.
El Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, perteneciente a la red de hospitales de los Servicios de Salud de Morelos (SSM), es uno de 16 nosocomios del país que atienden por cáncer de ovario, mediante el Seguro Popular, lo cual significa el diagnóstico y tratamiento para las pacientes.
De acuerdo con el Programa de Cáncer de Ovario del Instituto Nacional de Cancerología, dicho mal es el sexto más frecuente a nivel mundial y representa el 47 por ciento de causas de defunción, por lo cual se convierte en la primera causa de mortalidad.
En México, las autoridades reportan 2 mil 500 casos de cáncer de ovario por año, lo cual representa el tercer lugar de los tipos de cáncer ginecológico.
La falta de detección oportuna es una de las principales por las cuales las pacientes llegan a recibir atención en forma tardía, es decir, cuando el cáncer ya está avanzado.
Una de las tareas principales de las autoridades es buscar eliminar las barreras que aún impiden el acceso oportuno y de calidad a la salud.
Giorgia Rubio Bravo, directora general de los SSM, informó que siguiendo la instrucción del Gobernador Graco Ramírez, acerca de que la salud es un derecho de toda la población, pretenden garantizar la atención de todas y todos los ciudadanos, por lo cual han trabajado en certificar los hospitales.
El hospital “Parres” es uno de los pocos nosocomios del país donde atienden y tratan contra el cáncer de ovario.
Lo anterior implica la capacitación constante del personal para que pueda diagnosticar a tiempo y de inmediato referir a las pacientes al tratamiento adecuado.

Se atiende cada vez a más mujeres contra cáncer de mama
Durante los últimos años el número de atenciones por cáncer de mama ha crecido, no porque haya mayor número de casos, sino por el incremento en los programas para detección oportuna, el cual permite que las mujeres reciban tratamiento que salve su vida.

Por: MARCELA GARCÍA
[email protected]