compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Mónica Méndez Rodríguez es una de las novedades del Mercado Verde que se instala en el Parque Ecológico Chapultepec, ella trabaja con neumáticos, que recolecta en la vía pública y barrancas, y los convierte en camas para perros, columpios, macetas, muebles y adornos.
El Mercado Verde cumplió su edición número 22, y con gran éxito, pues este domingo estuvo muy concurrido desde temprana hora por familias interesadas en el consumo responsable, y variedad de productos creativos.
Decenas de productores se instalan cada mes, en Cuernavaca y Jojutla, quienes venden desde alimentos hasta joyería, y entre ellos están estas tres mujeres; junto conMónica, Paloma García Layseca e Ixtzel Castro ofrecen productos amigables con el medio ambiente.
Comentan que este mercado es lo que ellas por mucho tiempo buscaron para ofrecer sus productos.
Paloma García estudio diseño, pero, dice, “a mí me gusta ensuciarse las manos y no dejar mis diseños en la computadora”.
Por eso podemos ver sus macetas con incrustaciones de espejos a la venta. El mensaje que da es para adoptar una plantita y después sembrarla en la ciudad para fomentar en los niños y jóvenes la reforestación a temprana edad.
En tanto, Itzel Castro participa vendiendo pañales orgánicos, y comenta que “tenemos que volver a voltear al pasado, pues nuestros antepasados utilizaban pañales de tela y si lo aplicamos nuevamente, estaríamos ganando en tres formas: En la salud del bebé, en el bolsillo y en pro del planeta”.
Itzel está consciente del impacto ecológico que se tiene con los pañales, pues basta recordar que para que se desintegren estos últimos, tienen que pasar cientos de años y esto afecta gravemente al planeta.

Naturales. Desde bebidas  alcohólicas a remedios se ofrecen en el Mercado Verde. Los asistentes los buscan para una probadita, pero también alimentos y adornos.

Mujeres. Macetas y pañales, además de artículos de decoración tienen alta demanda.

Por: Luis Flores /  [email protected]