compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- No ofrecer leche materna a los recién nacidos genera un costo alto para el sector salud.
En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) informó que un estudio realizado por un grupo interdisciplinario arrojó que “las prácticas inadecuadas de la lactancia le cuestan caro al país debido a que se deben atender enfermedades relacionadas por la falta de este alimento”.
Se estima que no recurrir a la lactancia cuesta entre 745 y 2 mil 416 millones de dólares, y que la pérdida de productividad por muertes prematuras y el gasto en fórmulas lácteas es lo que produce el gasto para los gobiernos.
La leche materna es de gran beneficio para los recién nacidos y sus madres, debido a que les da nutrimentos exclusivos, así como anticuerpos que le ayudan a mejor crecimiento. Mientras que en las mujeres ayuda a perder los kilos que se ganaron durante el embarazo.
Son 170 países de todo el mundo los que participan en la Semana de la Lactancia Materna, que pretende crear conciencia de que se trata de una forma natural y de bajo costo para alimentar a los bebés, lo que permitirá acabar con el hambre, propiciar la buena salud y bienestar.
De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del total de hijos vivos de mujeres de 15 a 49 años, el 91.4 por ciento recibieron leche materna; además se estima que solo el 11 por ciento de los infantes con lactancia materna se alimentan exclusivamente con leche materna.
Los motivos principales por los que no se les dio leche materna son: porque nunca tuvo leche, porque el bebé no la aceptó, y por motivos de enfermedad.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF han puesto en marcha el proyecto “Hospitales Amigos del Niño” que implica la acreditación de los Centros de Salud en los que se realice la promoción y enseñanza de la lactancia materna.

Primer alimento. Autoridades han realizado un esfuerzo por promover la lactancia materna, puesto que ésta reduce los costos para las familias, así como para el sector Salud.

 

Por: Marcela García /  [email protected]