México.- Si se pudieran colocar varios relojes sincronizados en el Universo, con el transcurso del tiempo cada uno correría de forma distinta, fenómeno que sigue siendo una incógnita que no se ha podido entender del todo.

Y es que, el tiempo para los humanos transcurre de forma constante, un minuto dura lo mismo ayer, hoy y mañana, por lo que no tiene sentido preguntar cuánto es, la respuesta siempre será la misma, comentó el investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM, William Lee Alardín.

Isaac Newton planteó la Ley de Gravitación Universal, donde escribe la interacción gravitatoria entre distintos cuerpos de masa, del cual se deriva que el tiempo es universal y uniforme, planteó el científico a UNAM Global.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que para Newton había un espacio y uno se movía en tres dimensiones, en el cual pasaban todas las acciones y el tiempo era universal.

No obstante, dijo que la idea surge porque la gente se mueve a través de distancias cortas y velocidades pequeñas, además de que, nuestros cerebros no están diseñados para pensar que podría ser de otra forma.

En este aspecto, el científico, Albert Einstein revolucionó la física al notar que había contradicciones en el planteamiento de Newton, en teorías como la electromagnética y propagación de la luz.

Tras exponer la Teoría de la Relatividad, Einstein logró cambiar la percepción del tiempo. Consideraba que es relativo y no puede transcurrir sin el espacio, ambos están ligados.

William Lee expuso que, de acuerdo con la ciencia, se debe medir las distancias tomando en consideración el tiempo que tarda la luz en viajar de un lugar a otro.

“Esto debido a que vivimos en un espacio de tres dimensiones espaciales y una cuarta que es el tiempo”, abundó.

El científico indicó que, en el siglo XX, Einstein planteó la Teoría de la Relatividad General, la cual describe que el tiempo no transcurre de igual forma para todos dependiendo del movimiento y de si uno está cayendo.

En movimientos acelerados el tiempo transcurre de forma distinta, esto podría notarse en un campo de atracción gravitacional como en la Tierra e incluso en la vecindad de un agujero negro, añadió Lee Alardín.

Los efectos han sido comprobados con diversos experimentos, entre los que destacan sincronizar dos relojes y dejar uno en la Tierra mientras que el otro se coloca en un avión.

Los resultados arrojaron que al final de varios recorridos se nota una pequeña diferencia en el tiempo que ambos relojes han marcado como transcurrido.

Se dice que el tiempo nació junto con nuestro Universo en el Big Bang hace cerca de 13 mil 800 millones de años, detalla la máxima casa de estudios.

A la fecha hay teorías sobre cómo la expansión del Universo puede ser acelerada, es decir, cada vez habrá una distancia mayor entre todos los objetos interestelares, como resultado se tendrá un Universo frío y vacío.

Por lo anterior el investigador plateó ¿qué pasó en términos del tiempo antes de que comenzara todo? ¿se llegará a una situación donde en lugar de tener una expansión acelerada, tengamos una evolución cíclica y vuelva a nacer el Universo y con él, el tiempo?

Lee Alardín concluyó que en la actualidad no hay respuesta, por lo cual, a través de la búsqueda de nuevas maneras de observar y describir lo que podemos ver, se busca entender cada vez mejor la historia de la vida del Universo.