compartir en:

Al triunfar en 1920  el Plan de Agua Prieta, Sonora, Álvaro Obregón, como presidente de la República, puso en práctica tres medidas de gobierno de ejecución inmediata:

1ª Iniciar el reparto
de tierras.
Obregón sabia que entregándoselas,  los campesinos  morelenses empezarían a bajar las carabinas 30 / 30, para lo cual, nombro gobernador del Estado al Dr José G. Parrés,  firmante  del Plan de Ayala.

2º ofrecer tierras
fuera de la entidad.
A 88 generales del Ejercito Revolucionario Libertador del Sur.

3º Reconocer sus grados  militares a jefes  y oficiales.
Incorporándolos a las filas del Ejército Federal, entre los más conspicuos estaban Genovevo  de la O y Adrián Castrejón. La ubicación de las tierras entregadas, mostraron escenarios intensamente desiguales y combinados originando economías campesinas relativamente polarizadas. Unos fueron de de carácter interno. 1ª De buenos suelos susceptibles de tecnificación, 2º De tierras de mala calidad de baja productividad, 3ª  Otras ubicadas dentro de núcleos indígenas preservadores de usos y costumbres  4ª.-Muchas dentro de culturas productivas tradicionales estacionarias, defendidas a tabla rasa contra viento y marea, 5º En regiones de inexplicables ciclos de cambios climáticos de sequías, granizadas, vientos huracanados ondas de calor, heladas tempranas. Otros fueron de carácter externo. 1º En apoyos oficiales incoherentes,  contradictorios, antagónicos  2º En prácticas reguladoras desarticuladas, desnormativizadas, 3ª En la subordinación campesina a modelos injustos;  caso del neoliberal, 4ª A una lógica presupuestal cambiante  de modas temporales sexenales, 5º A estructuras oficiales  administrativas volátiles del sector: Gabinetes, comisiones, juntas Coplades. En la era del conocimiento, 1º A un sistema de investigación/experimentación agropecuaria acechado 2º A medios insuficientes de la transferencia tecnológica innovadora, 3º A la ausencia de relevos generacionales jóvenes a productores envejecidos. Por otra parte, los mercados agropecuarios están cada vez más abiertos; tienen menos fronteras; por ejemplo: 27 países europeos abrieron totalmente   sus cruces de personas y mercancías. El país ha aplicado un  comportamiento macro económico de baja inflación, tasas de interés reducidas, flotación  cambiaria, reserva de dólares significativa endeudamiento fiscal mínimo, presupuestos de ingresos/egresos equilibrado y así sucesivamente. La micro economía campesina se ha reflejado en su nivel de competitividad, cuando es capaz de cultivar sus tierras a una suma de costos inferior a los precios de venta de sus cosechas. Por consiguiente, el objetivo tecnológico fundamental de la gestión campesina, seria reducir costos, mejorar la calidad y procurar la concurrencia al mercado en tiempo y forma y de esta manera, obtener precios justos en el intercambio efectuado. El ciclo de la tecnificación del campo denominado ‘revolución  verde’, se caracterizó por el uso de semillas mejoradas, la aplicación de fertilizantes el uso de parasiticidas, fungicidas, herbicidas y otros agroquímicos  para atacar plagas y enfemedades; sobre todo, por un extensionismo de capacitación y asistencia técnica, de gran alcance para la transferencia de prácticas derivadas de la experimentación científica logrando incrementos  significativos en el auto abastecimiento de granos básicos alimentarios.

PROPUESTAS. Se impone otra ‘revolución verde campesina’ pero ahora, ajustada a parcelas ejidales pequeñas, altamente diversificadas en sus líneas de cultivo: milpa de maíz/frijol; linderos con frutales con áreas hortícolas, con flores de corte, con cajones de colmenas de crianza  de especies menores: gallinas, guajolotes, patos, codornices,  macetas con plantas medicinales, saborizantes. Hay maneras para vencer. Es cuanto.

Por:  Gabriel Baldovinos de la Peña /  [email protected]