Cuernavaca, Morelos.- La Asociación de Padres de Familia del Estado de Morelos manifestó su preocupación y dijo que existe incertidumbre de que algunos estudiantes de nivel básico puedan concretar el ciclo escolar 2017-2018.
Mauricio Miranda Villalba, presidente de la Asociación, comentó que en algunos planteles educativos, principalmente de la zona sur de la entidad, no se han incorporado a clases regulares los alumnos de nivel primaria.
Dijo que esto se debe a que no existen las condiciones de infraestructura por el sismo del 19 de septiembre del 2017,  en donde varios inmuebles resultaron afectados, en algunos otros casos los profesores tienen que ir a cursos de capacitación.
Miranda Villalba comentó que Tlaquiltenango es uno de los más afectados, en donde no se han podido regularizar las clases ya que varios planteles no han sido atendidos por parte de las autoridades.
Explicó que los propios padres han tenido que tomar una serie de medidas para establecer a sus hijos en un lugar seguro y con las condiciones en las que puedan tomar clases, sin embargo, mencionó que en algunos casos se han confrontado por cuestiones monetarias ya que se piden  cooperaciones.
“Es un ciclo escolar difícil, lento y mal organizado para retomar las clases, hay varias escuelas que todavía no han sido atendidas”, dijo para concluir.

Ddm Staff
[email protected]