CUERNAVACA, MORELOS.- Temor e incertidumbre dicen vivir vecinos de la avenida Paseo del Conquistador, colonia Lomas de Cortés, luego de que, el jueves, reportaran que el agua que salía de la tubería de sus casas tenía fuerte olor y sabor a gasolina.
Respecto de la incertidumbre, colonos del fraccionamiento “Las ardillas” comentaron que personal del Sistema de Agua Potable de Cuernavaca (SAPAC) les indicó vaciar sus cisternas y tinacos por la contaminación con hidrocarburo.
Sin embargo, no les han dicho nada acerca de si tendrán el respectivo descuento por falta de agua potable directa, pues afirmaron que la contaminación no es responsabilidad de los colonos.
En lo referente al temor, es porque aunque hasta ayer personal del SAPAC comenzó a surtirles agua ya limpia en algunas casas, los vecinos aseguran que hay restos de hidrocarburo en la tubería.
Y es que, la semana pasada, cuando descubrieron la contaminación, el vital líquido ya había provocado en varias personas enrojecimiento de ojos e irritación en la piel.
En entrevista con vecinos del lugar, dijeron que personal del SAPAC acudió para tomar muestras del vital líquido, analizarlas y determinar el compuesto, lo cual ocurrirá la próxima semana.
La indicación que les dieron fue cerrar las llaves y evitar utilizar el agua, lo cual provocó que desde el jueves hasta el domingo gastaran 11 mil pesos en limpiar sus cisternas y tinacos, así como pagara servicio de pipas.
“Podemos entender que quizá es problema ajeno al SAPAC, pero lo grave es que no tienen protocolo de seguridad ni comunicación inmediata y ponen en riesgo la salud de las personas”, resaltó Alejandra Fregoso, vecina.
Aseguró que el problema fue detectado el jueves a las 9:00 horas, “y SAPAC actuó a las 13:00, cerrando el Pozo 2 de Ocotepec”, el cual abastece Lomas de Cortés.
Los vecinos afirmaron que, hasta ayer, fueron abastecidos con agua limpia, pero la inconformidad e incertidumbre radica en que su tubería haya quedado contaminada.
Por otra parte, temen que el costo de volver a llenar cisternas y tinacos se verá reflejado en su recibo de agua con importante incremento por algo que no fue su responsabilidad.

La prueba. Vecinos del fraccionamiento ‘Las ardillas’ guardaron muestras del agua potable que la semana pasada comenzó a salir con olor y sabor a combustible.

Análisis. El resultado de estudios hechos al agua en Lomas de Cortés estará listo la próxima semana.

Costo. Vecinos de ‘Las ardillas’ temen que su recibo de agua tenga gran incremento por rellenado de cisternas.

Sustancias. Personal del SAPAC revisó cada tinaco y cisterna para aplicar los químicos al agua que resurtió.

 

Por: MAYA OCAMPO
[email protected]