compartir en:

Cuernavaca.- La medallista olímpica y Senadora, Ana Gabriela Guevara, condenó la agresión que sufrió el domingo.

Tras salir de cirugía, dijo que: “Temí por mi vida porque eran 4 personas repartiendo patadas.

“Si hubiera tenido los huevos para meterse solo... pero lo hicieron entre cuatro. A eso se llama cobardía”, declaró Guevara.

Explicó que una camioneta impactó su motocicleta al incorporarse a la carretera México-Toluca. Al pedirle que se detuviera para que respondiera por los daños, el sujeto siguió su camino. Guevara golpeó el cristal de la camioneta y en ese momento se bajó el agresor y su hijo.

“Se viene contra mí a los golpes. Logro esquivar el primer golpe, pero no me había percatado que detrás de mí habían otros dos sujetos. Uno de ellos me golpeó la costilla lo que provoca que caiga al piso, en ese momento los cuatro empiezan a patearme.

Guevara prometió trabajar para detener la violencia contra la mujer.

“Esta marca en mi cara, los clavos y las placas serán el recuerdo constante para defender la no violencia contra las
mujeres”, afirmó.

DDM Redacción