Un nuevo estudio publicado por la revista Physics of Fluids dio a conocer que el jalar la cadena del baño con la tapa abierta podría ser un importante foco de contagio de coronavirus, esto debido a que genera una nube de partículas de aerosol que podría contener el virus.

Es así que esta investigación descubrió que al no bajar la tapa del inodoro  genera esta nube de partículas lo que, incluso, puede permanecer el suficiente tiempo para ser inhalada o permanecer sobre las superficies.

Covid sobrevive en el tracto digestivo

Este estudio se basó en anteriores estudios que mostraron que el Covid-19, puede sobrevivir al tracto digestivo así como en las heces de los contagiados, lo que convierte al baño en un foco potencial de contagio.

Para la investigación Physics of Fluids se utilizaron modelos informáticos para simular la descarga de agua de un WC y la nube de gotas provocada por esta para lo que se recrearon dos tipos de inodoro, uno con una sola entrada para descargar agua y otro con dos entradas para crear un flujo rotativo. 

Comprobando que cuando el agua se vierte en el inodoro desde un lado golpea el lado opuesto creando vórtices, los cuales continúan hacia arriba en el aire por encima de la taza llevando las gotitas a una altura de un metro.

 

En el aire hasta por un minuto

Según este análisis, las gotas expulsadas flotan en el aire suspendidas más de un minuto y en el caso del WC con flujo doble se generaban todavía más partículas infecciosas.

Ante esta revelación los expertos recomendaron  cerrar la tapa del inodoro antes de jalar la cadena, reduciendo con ello que el sanitario no se convierta en un foco de contrato.